Miles de desplazados huyen a Goma por nuevos combates

  • Las tropas gubernamentales congoleñas atacaron a los rebeldes tutsis en Kibati, lo que podría llevar a la ruptura del cese del fuego declarado por los guerrilleros

Miles de desplazados huyen hacia Goma, la capital de la provincia congoleña de Kivu Norte, tras reanudarse los combates en Kibati, a menos de 15 kilómetros del centro de la ciudad y donde hay un gran campamento que hasta ayer acogía a 65.000 personas que habían dejado sus hogares.

Durante por la mañana, las tropas gubernamentales atacaron durante hora y media a los rebeldes tutsis en Kibati, donde establecieron su línea de frente hace nueve días, lo que podría llevar a la ruptura del precario alto el fuego declarado por los guerrilleros y crear una situación aún más grave en la provincia.

"Los combates han vuelto a empezar por la tarde", dijo Tibahanana Sirvaint, un anciano de 70 años, que formaba parte de la multitud que abarrota la carretera de tierra batida que une Kibati con el centro de Goma, a donde pretenden llegar los desplazados en busca de seguridad.

Cerca de él, una mujer, Loride Masimasik, mostraba su desesperación y señalaba que "nos pasamos el día huyendo y ahora vamos a Goma, sin conocer a nadie ni saber donde quedarnos".

Cargados con fardos y bolsas con sus escasas pertenencias, los desplazados, en su gran mayoría mujeres y niños, escapan de la violencia que mantiene fuera de sus hogares a cerca de 1.200.000 personas en Kivu Norte, de ellas 250.000 huidas de sus casas en las últimos dos meses.

La imposibilidad de mantenerse en un lugar fijo por los combates y la destrucción por los rebeldes de algunos de los campos que les daban cobijo en la zona de Rutshuru, 90 kilómetros al norte de Goma, hacen que la situación humanitaria sea muy grave y que la ayuda médica y alimentaria que precisan no les alcance.

El portavoz militar de la Misión de la ONU en el Congo (Monuc), teniente coronel Jean Paul Dietrich, informó ayer de que los combates los iniciaron los soldados del Ejército del Congo (DRC), que atacaron a los rebeldes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP) en sus posiciones más cercanas a Goma.

El CNDP mantiene las posiciones que alcanzó el pasado 29 de octubre, cuando su líder, Laurent Nkunda, declaró un alto el fuego y se quedó a las puertas de Goma tras una ofensiva en la que ocuparon gran parte de Kivu Norte.

"La coalición de las Fuerzas Armadas de la RDC y la Fuerza Democrática de Liberación de Ruanda (FDLR) ha atacado nuestras posiciones en Kibati, pero han fracasado y seguimos manteniendo ese punto", afirmó Bertrand Bisimwa, portavoz del CNDP.

Nkunda paró su ofensiva en Kibati y exigió negociaciones directas con el Gobierno de Kinshasa, que se ha negado a aceptar una negociación a dos bandas y ha dicho que lo hará con todos los grupos guerrilleros en el marco de los acuerdos de paz firmados en noviembre y enero pasados.

En Goma, abandonada por buena parte de su población desde hace diez días pero donde reinaba una relativa tranquilidad, el temor a la posible entrada de la guerrilla tutsi ha vuelto a las calles donde algunos comercios habían cerrado sus puertas .

En los tres días pasados, se han producido combates de los rebeldes tutsis con tropas y milicias gubernamentales en la zona de Rutshuru, en las que han muerto al menos 180 personas, la mayoría civiles, según la ONU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios