La ONU retira a su personal "no esencial" de Siria ante el recrudecimiento de la violencia

  • La oposición asegura que el portavoz del Gobierno de Al Asad ha desertado y huido a Londres

La ONU anunció ayer su decisión de retirar a su personal "no esencial" que trabaja en Siria debido al recrudecimiento de la violencia.

Así lo confirmó ayer ante la prensa el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, quien precisó que el organismo suspendió también las actividades de su Misión de Supervisión en Siria (Unsmis) "hasta nuevo aviso". "Es necesario encontrar un equilibrio entre el trabajo que hay que hacer sobre el terreno y la seguridad de nuestro personal en Siria", respondió Neserky cuando le preguntaron por los motivos de la retirada.

Esta semana, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tiene previsto viajar a Jordania y Turquía para conocer de primera mano el drama de los campamentos de refugiados sirios, que se espera que asciendan a 700.000 en los próximos meses. El propio secretario general avanzó este viaje en una comparecencia ante la Asamblea General de la ONU, en la que advirtió que la crisis en Siria ha alcanzado unos niveles de "violencia y brutalidad" que calificó de "atroces".

Por otro lado, el portavoz del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores, Yihad Maqdesi, ha desertado y huido a Londres, según informó ayer el dirigente del opositor Consejo Nacional Sirio (CNS) Mohamed Sarmini. "(Maqdesi) salió de Siria hace dos días y ha viajado a Londres. Nos contactó de forma indirecta", aseguró Sarmini acerca del portavoz, una de las caras más visibles ante los medios del régimen de Bashar al Asad.

La deserción fue confirmada por uno de los más importantes miembros de la Ejecutiva del CNS, Ahmed Ramadán, que explicó que Maqdesi viajó ayer a Londres desde Beirut con ayuda de un pasaporte diplomático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios