La OTAN admite la pérdida de un helicóptero teledirigido en Libia

  • El régimen libio acusa a la Alianza de provocar la muerte de 24 civiles en 48 horas

La OTAN, acusada por el régimen libio de provocar la muerte de 24 civiles en 48 horas de bombardeos, lo que suscita críticas internacionales, reconoció ayer la pérdida de su primer aparto en Libia, un helicóptero teledirigido, aunque negó que hubiese sido derribado, según un portavoz.

La Alianza reconoció ayer la pérdida del helicóptero teledirigido, que realizaba una misión de vigilancia cerca de Zliten (oeste), aunque desmintió que la máquina fuese derribada, tal como anunció poco antes la televisión libia.

La televisión estatal difundió unas imágenes de la carcasa del aparato, que identificó como un Apache, derribado en Zliten, situada entre la capital y la ciudad rebelde de Misrata. Posteriormente, funcionarios de Defensa estadounidense informaron de que el aparato era en realidad un Fire Scout, un nuevo tipo de avión no tripulado norteamericano.

La pérdida de este aparato se produce en momentos en que la operación militar de la OTAN en Libia es criticada tras la muerte de 24 civiles en sólo 48 horas de bombardeos de la Alianza en Surman y Trípoli, según el régimen de Gadafi.

El lunes, la OTAN llevó a cabo un ataque aéreo en Surman (oeste) que provocó, según el régimen, 15 muertos, entre ellos tres niños. El objetivo, alcanzado por ocho misiles, fue la residencia de Juildi Hmidi, que formaba parte del consejo de mando de la revolución de 1969 que llevó a Gadafi al poder.

La OTAN admitió haber llevado a cabo un "ataque de precisión" en Surman contra "un centro de mando y de control de alto nivel".

Sin embargo, la Alianza ya tuvo que reconocer el fin de semana dos errores: admitió haber matado el domingo a nueve civiles en un bombardeo en Trípoli y atacó una columna de vehículos de la rebelión en Brega el 16 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios