La OTAN reducirá el grueso de sus tropas en Kosovo una década después de su llegada

  • El secretario general aliado afirma que la retirada de los efectivos se hará "gradualmente y por fases"

La OTAN aprobó ayer recortar progresivamente el número de tropas desplegadas en Kosovo, una década después de su llegada, anunció su secretario general, Jaap de Hoop Scheffer, durante una cita de los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica en Bruselas.

La retirada del grueso de la Fuerza de la OTAN en Kosovo, la KFOR, actualmente integrada por 15.000 militares, se hará de "forma gradual y por fases", declaró en el cuartel general de la OTAN De Hoop Scheffer, alegando que se dan "las condiciones políticas y de seguridad" apropiadas.

Cada etapa "será decidida" por los 28 países miembros de la OTAN, basándose en "recomendaciones militares", agregó, recalcando que de momento no habrá una retirada total de Kosovo, territorio que en febrero de 2008 declaró unilateralmente su independencia de Serbia. "En todo momento tendremos fuerzas operacionales y reservas por si las necesitamos", aseguró el secretario general aliado durante la reunión, que se prolongará hasta hoy.

Fuentes diplomáticas informaron de que el calendario de retirada prevé tres fases que se aplicarán en un periodo de uno a dos años. El plan, diseñado por los mandos militares sobre el terreno, contempla una primera etapa para reducir a 10.000 militares el contingente de la KFOR para enero de 2010. Después, se recortaría a 5.700 y finalmente, a 2.200 soldados.

Los mandos de la KFOR, creada cuando la OTAN intervino militarmente para poner fin al conflicto con el entonces presidente yugoslavo Slobodan Milosevic, estiman que la situación en Kosovo se ha normalizado hasta el punto que nada justifica la presencia de 15.000 militares de 32 naciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios