Obama alienta un filón editorial

  • La llegada a las librerías de un libro sobre la campaña que le llevó a la Casa Blanca abre la veda a la que se espera sea una prolífica temporada.

La histórica campaña que permitió la llegada al poder de Barack Obama y su joven Presidencia se han convertido en un filón editorial y en un potencial campo minado para una Casa Blanca a la que aún no se le ha acabado la luna de miel.

El debut oficial esta semana del libro Renegade (Renegado), en el que el ex periodista de la revista Newsweek Richard Wolffe revive la campaña que llevó a Obama a la Casa Blanca y habla incluso de desavenencias de antaño entre él y su esposa Michelle, ha abierto la veda a la que se espera sea una prolífica temporada editorial. En Renegade, Wolffe explica que en este matrimonio aparentemente perfecto, hubo momentos bajos, como en el 2000, cuando Obama fracasó en su campaña al Congreso y la primera dama lo acusó de perder el tiempo en la política y descuidar a su familia.

Entre los libros que se están cocinando sobre Obama figuran más de media docena de destacados periodistas, entre ellos Jonathan Alter, de Newsweek; Ryan Lizza, de la revista New Yorker, y Mark Halperim, de la revista Time. A ellos se suma el que prepara el legendario periodista del diario The Washington PostBob Woodward -que junto con Carl Bernstein propició la dimisión del presidente Richard Nixon (1969-1974)-  y ha causado más de un quebradero de cabeza a otros mandatarios del país.

Es precisamente ese libro el que más ansiedad parece generar entre los responsables de la nueva Administración estadounidense. "Hay una persona sobre la que la Casa Blanca está indudablemente nerviosa: Bob Woodward", dice en el último número de la revista The New Republic el periodista Gabriel Sherman. Peter Baker, del New York Times, asegura en el artículo de Sherman que "a todos los inquilinos de la Casa Blanca les ha preocupado Woodward".

Woodward, que ha estado trabajando sigilosamente durante los últimos meses en su nuevo título, se caracteriza por generar incómodos titulares para los protagonistas de sus obras. Su libro The Agenda (La agenda) sobre Bill Clinton (1993-2001) hizo correr en su día ríos de tinta al presentar su Presidencia como irresponsable y disfuncional. Clinton, que accedió a sentarse con Woodward para una entrevista, acabó lamentando su decisión y despidió a su jefe de gabinete justo después de la publicación de la obra. Según The New Republic, un potencial foco de problemas podría ser que Woodward decida concentrarse en su próximo título en temas de seguridad nacional, área en el que Obama teme ser retratado como débil y sin dirección.

A la espera de que la obra del periodista del Post, que tuvo poco éxito con su cuarto y último libro sobre la presidencia de Bush -The War Within (La guerra interna)- salga a la luz, Obama amenaza con desbancar a uno de sus héroes, Abraham Lincoln (1861-1865), como el presidente de EEUU sobre el que más libros se han escrito.

El estudioso Gerald Prokopowicz concluyó, tras una extensa investigación en 2002, que hay casi 15.000 libros sobre Lincoln, lo que le convierte en el cuarto sujeto más popular de biografías y estudios sobre la historia mundial de todos los tiempos después de Jesucristo, Shakespeare y la Virgen María. A Obama todavía le queda mucho para alcanzar esos niveles, aunque su vida parece haberse convertido, al menos de momento, en una fuente inagotable de inspiración. Puede que eso explique el que la cadena de librerías Barnes & Noble haya destinado ya mesas y secciones especiales en sus tiendas a los títulos sobre su Presidencia.

Entre las obras que ya han debutado en el mercado hay desde libros infantiles como Ahí está Barack Obama: Hijo de una promesa, niño de la esperanza hasta compilaciones fotográficas de su ascenso al poder como Sí se puede, La guía esencial del nominado demócrata y Presidente Obama: el camino hacia la Casa Blanca. Además se espera el debut de dos documentales en los próximos meses y existen planes para llevar su vida a la gran pantalla. Falta por ver si alguno de los libros en ciernes revelará algo nuevo sobre Obama que, de momento, ha logrado controlar con éxito la narrativa de su propia vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios