El Parlamento británico investigará la interceptación de mensajes a políticos

  • Reporteros de un diario sensacionalista accedieron a contestadores de móviles

El Parlamento británico aprobó ayer realizar una investigación sobre la supuesta interceptación ilegal de mensajes telefónicos a políticos por reporteros del periódico sensacionalista News of the world.

Tras un debate sobre el asunto, los diputados decidieron que la influyente Comisión sobre estándares y privilegios investigue, con acceso a testigos, si se produjeron esas escuchas y qué parlamentarios resultaron afectados.

El caso de las escuchas a famosos en el Reino Unido se zanjó en 2007 con el encarcelamiento del entonces corresponsal especialista en realeza del dominical News of the world, Clive Goodman, y el investigador privado Glen Mulcaire. Ambos fueron acusados de conspiración para acceder ilegalmente a mensajes guardados en contestadores de móviles, en una época en que Andy Coulson, actual jefe de Comunicaciones del Gobierno británico, era director del rotativo.

Coulson, persona de confianza del actual primer ministro, David Cameron, siempre ha negado haber tenido constancia o respaldado esa práctica ilegal, que se consideró un caso aislado.

Sin embargo, el asunto, con sus implicaciones políticas, ha vuelto a la luz pública después de que el estadounidense The New York Times publicara hace unos días nuevos testimonios que incriminaban a Coulson y que sostenían que la práctica de las escuchas estaba extendida en el rotativo.

De ahí que los diputados, liderados por el laborista Chris Bryant, aprobaran ayer realizar una investigación propia sobre las supuestas escuchas ilegales a miembros de la Cámara de los Comunes. Bryant, cuyo móvil fue interceptado, dijo que los casos que han salido a la luz "son sólo la punta del iceberg", e invitó a todos los diputados que sospechen que se les espió que lo denuncien a la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios