El opositor Passo Coelho espera "un gran resultado" en las elecciones de Portugal

  • El conservador asegura que cumplirá sus compromisos financieros si vence.

Pedro Passos Coelho, el candidato conservador y favorito de los sondeos en las elecciones que se celebran este domingo en Portugal, afirmó que espera "un gran resultado" y aseguró que el país cumplirá sus compromisos financieros.

En declaraciones a una nube de periodistas que le esperaba ante el colegio electoral donde depositó su voto, el dirigente del centro-derecha luso se refirió al rescate financiero de Portugal y su crisis económica y reconoció que "tendrá un periodo muy difícil en los próximos años".

"Pero estoy seguro de que haremos los cambios necesarios para cumplir los objetivos de crecimiento y prosperidad", subrayó Passos Coelho, que espera ganar las elecciones legislativas anticipadas de hoy y suceder al primer ministro socialista José Sócrates.

El presidente del Partido Social Demócrata (PSD) manifestó su confianza en el "cumplimiento" de los acuerdos suscritos en abril con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que Lisboa obtenga, a lo largo de los próximos tres años, un préstamo de 78.000 millones de euros.

"El mensaje para el exterior es que no dejaremos de cumplir todas las obligaciones", agregó tras mostrar su certeza de que los socios europeos "van a ayudar" a Portugal.

Passo Coelho exhortó a los ciudadanos a que acudan a las urnas y la jornada transcurra con respeto y civismo, y recordó que ahora su país "es visto con mucha atención".

Ante preguntas de los periodistas resaltó la importancia de los lazos de Portugal con Brasil y las naciones africanas de lengua lusa, en particular ahora que su país "afronta un momento de dificultades".

En otro centro de votación, el político que, según las encuestas puede darle mayoría absoluta al PSD, el democristiano Paulo Portas, apeló también a la participación en las urnas ante una votación que calificó de "excepcional".

Portas, cuyo Centro Democrático Social-Partido Popular (CDS-PP) está dispuesto a formar Gobierno con el PSD, se mostró convencido de que, como otras veces a lo largo de la historia, Portugal conseguirá superar sus problemas.

"Vamos a salir adelante juntos", dijo a los periodistas el que ya fue ministro de defensa en otro Gobierno del PSD y cuyo partido se perfila como tercer fuerza política del país, con más del 12 % de intenciones de voto.

El PSD obtuvo en los últimos sondeos, publicados el viernes, cerca del 38 % de apoyo frente al 30 % de los socialistas y algo más del 15 % de los dos partidos marxistas, el Comunista y el Bloque de Izquierda, que completan el arco parlamentario luso.

Las elecciones legislativas de las que saldrá el Gobierno de Portugal encargado de cumplir los estrictos compromisos de su rescate financiero se celebran sin incidentes destacables desde las ocho hora local (07.00 GMT).

Un total de 9,6 millones de portugueses están convocados a las urnas en unos comicios anticipados mas de dos años tras la dimisión de Sócrates, en marzo pasado, al perder el respaldo parlamentario del PSD a su cuarto plan de austeridad.

Los socialdemócratas encabezan todos los sondeos para sucederle en el poder y aplicar las severas medidas de saneamiento financiero, reforma laboral, privatizaciones y ajustes del sector público firmadas por Lisboa con la UE y el FMI.

Las votaciones en el Portugal continental y Madeira se prolongan hasta las 19.00 hora local (18.00 GMT) de hoy, mientras en el archipiélago de las Azores los colegios electorales abrieron y cerrarán sesenta minutos después por la diferencia horaria.

Nada más cerrar los colegios de las islas, las cadenas lusas de televisión darán proyecciones sobre el resultado de la votación que acostumbran ser muy fiables.

Las autoridades electorales esperan que el escrutinio provisional esté casi concluido entre tres y cuatro horas después del fin de la votación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios