Polonia publica la grabación de las cajas negras del avión presidencial

  • La transcripción muestra que no hubo presiones para que la nave accidentada aterrizara

El Gobierno polaco hizo pública ayer la transcripción de las grabaciones de las cajas negras del avión del presidente de Polonia registradas antes de que se estrellara, que recogen los gritos de la tripulación y las indicaciones de alarma del sistema antiobstáculos del avión.

El accidente se produjo el pasado 10 de abril en la localidad rusa de Smolensk y provocó la muerte de sus 96 ocupantes, entre ellos el presidente Lech Kaczynski y su esposa.

La mayor parte de las grabaciones es "ininteligible", aunque sí se recoge con claridad los últimos instantes, cuando el ala del avión se golpea con la copa de los árboles y se escucha una maldición desesperada, segundos antes de la tragedia.

Las grabaciones también revelan que durante los dos últimos minutos de vuelo del Tupolev 154M el sistema de alerta de obstáculos terrestres (TAWS) indicó en repetidas ocasiones la necesidad de elevar el aparato (Pull up) para evitar una colisión inminente.

Según las transcripciones, el jefe de protocolo del Ministerio de Exteriores polaco, Mariusz Kazan, fue una de las dos personas que estuvieron presentes en la cabina del Tupolev 154M, tal como se especulaba, junto con el general en jefe de la Fuerza Aérea polaca, Andrzej Blazik, cuya presencia en la cabina ya era conocida.

"Señor director (en referencia a Kazan), ha aparecido la niebla y en estas condiciones no podemos aterrizar, intentaremos acercarnos, dar la vuelta y bajar, pero lo más probable es que no lo logremos", dice uno de los pilotos, posiblemente el capitán Arkadiusz Protasiuk, 15 minutos antes de la colisión. Kazan se muestra inquieto ante esta noticias, y reconoce: "tenemos un problema", para preguntar qué se puede hacer. "El combustible... no tenemos suficiente para...", responde el piloto antes de que el sonido se vuelva ininteligible, para después continuar explicando que se puede "intentar media hora y, si no, vamos a otro aeropuerto, a Misk (Bielorrusia) o Witebsk (Rusia)".

El documento, de 41 páginas, no demuestra que existiesen presiones por parte de Kaczynski o de su equipo para que se tomase tierra a pesar de las condiciones meteorológicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios