Prosigue la ofensiva en Pakistán para "eliminar" a los talibanes

  • El Ejército asegura haber matado a más de 300 rebeldes en 13 días de operativo

El Ejército mantenía ayer su ofensiva por decimotercer día consecutivo en la región de Swat (noroeste de Pakistán), donde el Gobierno ordenó oficialmente la víspera "eliminar" a los talibanes ligados a Al Qaeda.

Pero entre las decenas de miles de habitantes que han huido y se han refugiado en los campos de desplazados se multiplican los testimonios que acusan tanto al Ejército como a los talibanes de matar a civiles, especialmente en bombardeos indiscriminados.

La aviación reanudó ayer sus ataques sobre Matta, Kabal y Jawazakhela, bastiones talibanes, tras un intenso intercambio de disparos durante la noche, aseguró un oficial del Ejército.

"Hemos pedido a las Fuerzas Armadas que eliminen a los combatientes islamistas y terroristas" en la región de Swat, anunció el jueves, poco antes de medianoche, el primer ministro, Yusuf Raza Gilan.

Aunque no lo haya anunciado oficialmente, el discurso ponía fin oficial al acuerdo de paz, firmado en febrero, por el que los combatientes islamistas, ligados a Al Qaeda, aceptaban un alto el fuego a cambio de la instauración de tribunales islámicos en Swat y seis otros distritos cercanos.

En vez de deponer las armas, los talibanes, que llevaban dos años imponiendo un régimen de terror en el valle de Swat, aprovecharon la retirada del Ejército para extenderse a los distritos de Bruner y Lower Dir.

Desde el inicio de la ofensiva, el Ejército asegura haber matado a más de 300 talibanes y no haber perdido más que una veintena de hombres. La cifra no se puede contrastar con fuentes independientes dado lo inaccesible de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios