Saleh, intervenido en Arabia Saudí

  • La operación han consistido en extirparle una esquirla que se alojó junto al corazón durante el ataque contra su palacio.

El jefe de Estado yemení, Alí Abdalá Saleh, fue operado hoy en un hospital de Riad, mientras que en Saná el vicepresidente Abderabu Mansur Hadi tomó las riendas del país y logró un pacto de alto el fuego con un importante líder opositor.

El gobernante, que fue herido el viernes pasado en un atentado, fue intervenido en un hospital militar en el centro de la capital saudí y los médicos le recomendaron dos semanas de reposo absoluto, dijo una fuente de ese médico sanitario.

La fuente agregó que Saleh, que viajó ayer a Arabia Saudí, se encuentra ahora descansando en el hospital y no dio más detalles.

El gobernante fue trasladado ayer a Riad después de que sus médicos en Saná no fueran capaces de extirparle del pecho una esquirla del proyectil que cayó el pasado día 3 en el complejo presidencial por estar muy cerca de su corazón.

Horas antes, habían viajado a Arabia Saudí el primer ministro yemení, Alí Mohamed al Muyawar, y los presidentes de la Cámara Alta y Baja del Parlamento, Yehia al Rai y Abdelaziz Abdelgani, junto a otros responsables que sufrieron lesiones en el ataque.

El jefe de Estado sufrió heridas en la cabeza y el pecho por el impacto del proyectil en la mezquita del palacio presidencial, que causó la muerte de siete oficiales de los servicios de seguridad y dejó heridos a varios altos cargos.

Saleh no se marchó del Yemen sin antes ordenar que el vicepresidente Hadi asumiera ayer el poder, según se supo hoy.

Una fuente de alto rango del gobierno yemení precisó que Hadi ha tomado las riendas del poder por orden del presidente y de acuerdo con la Constitución.

La fuente señaló que Hadi será presidente en funciones de manera temporal durante sesenta días, tal y como establece la carta magna.

Justo un día después de ocupar la Presidencia en funciones, Hadi logró un acuerdo con el jefe tribal opositor Sadeq al Ahmar para un alto el fuego en los combates que tienen lugar en Saná desde hace dos semanas, revelaron fuentes de la oposición.

Fuentes de la plataforma opositora Encuentro Compartido subrayaron que Al Ahmar, jefe de la tribu Hashed, aceptó una propuesta de Hadi, mientras que una fuente cercana al cabecilla tribal explicó que el acuerdo incluye la retirada de las fuerzas de seguridad del barrio de Hasaba, donde reside el jeque.

Las fuentes de la oposición añadieron que el embajador de EEUU en Yemen, Gerald Feierstein, intervino en este asunto y trató hoy con el presidente en funciones los preparativos para el nuevo alto el fuego, que es una continuación de la tregua auspiciada por Arabia Saudí este fin de semana.

Antes del anuncio del pacto, Hadi recibió hoy a Feierstein, con quien habló de la necesidad de asegurar el alto el fuego y de liberar los edificios tomados y atacados recientemente por los seguidores de Al Ahmar, según la agencia oficial de noticias SABA.

Desde Riad, una fuente del Ministerio de Exteriores saudí anunció que su país había iniciado una mediación en el asunto yemení para ese alto el fuego, sin contar con el Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico (CCG).

El conflicto armado entre las fuerzas de Saleh y los milicianos de Al Ahmar estalló el 23 de mayo pasado después de que el gobernante rechazara por tercera vez firmar una iniciativa presentada por los países del golfo Pérsico para una transferencia pacífica del poder.

Esa propuesta de CCG estipulaba que el poder sería transferido a Hadi en el plazo de un mes tras su firma, y dos meses después habría elecciones parlamentarias y presidenciales, pero Saleh nunca llegó a rubricarla.

Tras el atentado, Saleh acusó en una grabación de audio transmitida por la televisión estatal a Al Ahmar y sus hermanos de estar detrás del ataque contra el complejo presidencial y clamó venganza contra ellos.

Hoy, domingo, dos soldados yemeníes murieron y otros quince resultaron heridos por una explosión en un edificio en el que se encontraban milicianos fieles a Al Ahmar, en Saná, apuntaron fuentes policiales y militares.

El edificio se encuentra cerca de la plaza Al Taguir (el cambio), donde miles de opositores se congregaron hoy para celebrar la partida de Saleh a Arabia Saudí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios