Sudán ofrece un alto el fuego unilateral en Darfur pero los rebeldes lo rechazan

  • La propuesta incluye suspender la campaña de la prensa contra los insurgentes e indemnizaciones

El presidente de Sudán, Omar al Bashir, anunció ayer un alto el fuego unilateral en la región de Darfur, pero el principal grupo rebelde rechazó sumarse a él y dijo desconfiar de cualquier promesa del gobernante.

Al Bashir hizo el anuncio mientras los jueces de la Corte Penal Internacional (CPI) estudian la posibilidad de emitir una orden de arresto contra el presidente sudanés por su papel en la guerra de Darfur, que estalló en 2003.

El gobernante lanzó su oferta en una asamblea sobre el conflicto de Darfur que quedó clausurada ayer después de casi un mes de sesiones. La reunión pretendía ser una conferencia de paz sobre Darfur, pero los rebeldes y la oposición se negaron a participar.

Según Al Bashir, el alto el fuego "inmediato e incondicional" será supervisado por una comisión de la que formen parte, entre otras personalidades, representantes de la Misión de Paz de la ONU y de la Unión Africana en Darfur, en el oeste de Sudán.

La propuesta incluye la suspensión hasta fin de año de la campaña mediática en la prensa oficial contra los rebeldes a fin de "propiciar un ambiente para las conversaciones de paz".

Anunció además otras medidas como el aumento de las provincias de Darfur y el estudio de indemnizaciones para las víctimas.

Pero, de momento, las medidas no fueron acogidas con buen ánimo por el principal grupo rebelde, el Movimiento para la Justicia y la Igualdad (MJI). El portavoz del grupo El Tahir el Faki dijo desde su sede en Londres que la suspensión de las operaciones militares debería formar parte de un acuerdo que fije también provisiones para poder cumplirlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios