El Supremo ruso anula el juicio por el asesinato de la periodista Politkovskaya

  • El Alto Tribunal obliga a repetir un proceso plagado de irregularidades en el que fueron absueltos cuatro presuntos implicados · La familia cree que se trata de 'tapar' al verdadero instigador de la muerte

El Tribunal Supremo de Rusia anuló ayer la sentencia absolutoria para los cuatro imputados en el asesinato de la periodista opositora Anna Politkovskaya, perpetrado el 7 de octubre de 2006, y ordenó la celebración de un nuevo juicio.

Con ese dictamen el Supremo respondió a un recurso interpuesto por la Fiscalía, que consideró que se cometieron "infracciones" durante el juicio que en febrero pasado concluyó con la puesta en libertad de los cuatro acusados después de que un jurado popular emitiera un veredicto unánime de que no eran culpables.

Tres de ellos, dos hermanos chechenos -Dzhabrail e Ibraguim Majmudov- y el oficial del Ministerio del Interior Sergei Jadzhikurbanov, estaban acusados de participar en el asesinato, mientras que el cuarto, el oficial de los servicios secretos Pavel Riaguzov, afrontaba cargos por abuso de poder y extorsión.

En su momento, la familia de la reportera, que tenía la doble ciudadanía rusa y estadounidense, no recurrió la sentencia absolutoria y exigió a la Justicia que encuentre al "verdadero asesino". Los representante legales de la familia de Politkovskaya insistieron en que no ven motivos para la anulación de la sentencia.

"El hecho de que no hayamos recurrido la sentencia muestra que la parte de la víctima estaba totalmente de acuerdo con el veredicto (del jurado)", dijo Anna Stavitskaya, abogada de los hijos de Politkovskaya, en declaraciones a la agencia Interfax.

La letrada recalcó que "el gran problema del caso radica en las pruebas que presentó la acusación" y que el veredicto del jurado es "una decisión lógica y racional basada en las pruebas aportadas". Según Sergei Sokolov, subdirector de bisemanario Novaya Gazeta, en el que trabajaba la periodista asesinada, la decisión del Supremo "tiene una motivación más política que procesal".

En declaraciones a la radio Eco de Moscú, Sokolov dijo que "para las autoridades lo importante es meter a alguien en la cárcel" y aseguró que tratan de concitar la atención de la opinión pública en un caso en el que los imputados "no son los principales participantes en el crimen".

"Nos interesa quién encargó el asesinato, el asesino y los principales cómplices y los organizadores", enfatizó el número dos de Novaya Gazeta, quien como mucho otros colegas de Politkovskaya considera que también los imputados estuvieron involucrados de una u otra manera.

El jefe del comité de Legislación de la Duma o Cámara de Diputado, Pavel Krasheninnikov, declaró que la decisión del Supremo era "previsible". "Politkovskaya era una persona de gran estatura moral y es muy importante que este asesinato sea esclarecido", dijo el diputado.

El presunto asesino material de la periodista, un tercer hermano Majmudov (Rustam), se encuentra en paradero desconocido y contra él pesa una orden de busca y captura internacional.

Según los hijos de la reportera, ésta comenzó a recibir amenazas de muerte cinco años antes de su asesinato a tiros en octubre de 2006 en el portal de su casa en Moscú. Politkovskaya murió cuando preparaba un artículo sobre las torturas en Chechenia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios