Tel Aviv pide la detención inmediata del líder de Hezbolá

  • Una publicación alemana acusa al grupo chií de estar detrás del asesinato de Rafic Hariri

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, pidió ayer que se arreste y juzgue al líder de Hezbolá, Hasan Nasrala, por su presunta implicación en el asesinato en 2005 del ex primer ministro libanés Rafic Hariri.

"Debería emitirse una orden internacional de busca y captura de Nasrala y que fuera sometido a juicio", dijo antes de la reunión dominical del consejo de ministros. Lieberman, líder del partido ultraderechista Israel Beitenu, reaccionaba así a la publicación en el semanario alemán Der Spiegel de un artículo con datos reservados de la investigación que señala a un comando especial del grupo libanés chií Hezbolá como autor del asesinato de Hariri.

"La información sobre la implicación de Nasrala en el asesinato del primer ministro debe enviar una señal de alarma a la comunidad internacional", agregó el responsable de la diplomacia israelí.

El artículo de Der Spiegel se basa en una fuente no identificada del tribunal extraordinario de la ONU constituido el pasado marzo para juzgar el asesinato de Hariri, efectuado con un coche-bomba que mató a otras 22 personas.

Hezbolá calificó ayer esas informaciones de "mentiras" fabricadas "de modo deliberado" que buscan "influir en la atmósfera electoral en el Líbano" con vistas a los comicios que se celebrarán el próximo día 7.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios