Tensión en Francia tras la prohibición de manifestaciones musulmanas

  • El temor a disturbios a raíz de las caricaturas de Mahoma pone en alerta a la Policía

La Policía desplegó ayer un importante dispositivo en varios barrios de París, donde la situación era tranquila, por temor a disturbios tras la prohibición de las manifestaciones contra un vídeo islamófobo y las caricaturas de Mahoma publicadas por una revista.

En La Rochelle (oeste), fue detenido un hombre sospechoso de haber instado en un portal yihadista a decapitar al director del semanario Charlie Hebdo, donde se publicaron las caricaturas. El hombre pidió "la cabeza" del director sin precisar su nombre y habría llamado a vigilarle afirmando que "lo esencial es no dejarle vivir en paz", indicó una fuente judicial.

El miércoles, Charlie Hebdo publicó unas caricaturas en las que aparece Mahoma, que hacían referencia a la controversia creada por el vídeo islamófobo La inocencia de los musulmanes producido en EEUU, que suscitó en los últimos días una ola de manifestaciones en varios países del mundo.

En Francia se hicieron muchos llamamientos a manifestarse ayer a través de las redes sociales y de mensajes telefónicos, pese a la prohibición de cualquier tipo de manifestación de protesta por el vídeo y las caricaturas.

El rector de la mezquita de París, Dalil Boubakeur, se congratuló por la "madurez" que mostró la comunidad musulmana, agregando que ésta respondió "con un silencio despreciativo a quienes quieren provocarla".

Poco después del mediodía de ayer, cuando los fieles salían en calma de la mezquita tras la plegaria, unas 15 furgonetas de la Policía antidisturbios y otros vehículos policiales estaban estacionados en los alrededores, y policías de paisano patrullaban el céntrico barrio en el que se encuentra el edificio. "De momento hay calma. Esperamos que no ocurra nada, nos negamos a ser instrumentalizados", declaró un miembro del equipo de la mezquita que pidió el anonimato.

El dispositivo era también importante en el barrio de Trocadero y en la plaza de la Concordia, cerca de la cual se encuentra la Embajada de Estados Unidos.

En estos dos sectores fueron detenidas unas 20 personas, entre ellas varias mujeres vestidas con el velo islámico que rehusaron mostrar sus documentos de identidad.

Todo ello ante la mirada de turistas, paseantes y periodistas.

Dos estaciones de metro fueron cerradas "por razones de seguridad" en la zona de la plaza de la Concordia "a petición de la prefectura de Policía", según se anunció a los viajeros. Barreras de seguridad impedían asimismo la circulación entre un sector de la plaza y los Campos Elíseos.

Fue en ese sector, frente a la Embajada estadounidense, que tuvo lugar el pasado día 15 una manifestación espontánea de unas 150 personas contra el vídeo antiislámico. Un hombre de 24 años fue condenado ayer a tres meses de prisión por participar en esa manifestación y portar un arma.

En Marsella (sur), unos 60 policías, apoyados por un helicóptero, se desplegaron en la tarde de ayer en el centro de la ciudad frente a un único manifestante, en presencia de unos 30 periodistas.

La publicación de las caricaturas dividió a la opinión pública francesa, según una encuesta publicada ayer por el diario Sud Ouest. El 51% de los consultados apoyan la publicación de las caricaturas, pero otro 47 opina que pueden contribuir a aumentar la tensa situación provocada por el vídeo de Mahoma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios