Libia

El Tribunal de La Haya ordena el arresto de Gadafi, su hijo y su cuñado

  • Se les acusa de cometer crímenes de lesa humanidad durante la guerra.

Comentarios 14

La Corte Internacional Penal (CPI) ha ordenado la detención de líder libio Muamar el Gadafi, su segundo hijo, Saif el Islam, y su cuñado Abdulá el Senusi, acusados de crímenes contra la humanidad por la Fiscalía de dicho tribunal.

En una vista pública, los jueces de la Sala Preliminar primera de la CPI explicaron que la Fiscalía ha presentado suficientes pruebas como para emitir la orden de detención contra Gadafi y su entorno más cercano, acusados de crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos en Libia a partir del pasado febrero durante las revueltas en ese país magrebí.

Los jueces del CPI consideraron que Gadafi, El Islam y El Senusi pueden tener una "responsabilidad penal" como presuntos "ejecutores indirectos" de los crímenes de asesinato y persecución supuestamente cometidos contra civiles libios desde el 15 de febrero de 2011. Sobre cuándo y dónde se habrían cometido los crímenes, los jueces especificaron que en el caso de Gadafi y su hijo, se trataría "especialmente de Bengasi, Misrata y Trípoli entre el 15 de febrero y, al menos, el 28 de febrero de 2011". En cuanto a Senusi, los crímenes que se le imputan principalmente fueron cometidos en Bengasi entre el 15 de febrero y al menos el 20 de febrero de 2011.

La jueza que preside la Sala Preliminar Primera, Sanji Mmasenono, indicó durante la lectura de la orden que el arresto de los tres libios "es necesario", entre otras cosas para evitar que continúen obstruyendo la investigación. Al anunciar la decisión de la Corte, la juez añadió que la Fiscalía ha presentado "pruebas suficientes" para sospechar que Gadafi ejercía "control absoluto" sobre el aparato libio de seguridad que desde el 15 de febrero pasado y "en menos de dos semanas, mató o hirió a cientos de civiles".

Sobre el hijo de Gadafi, los jueces también consideraron que la Fiscalía ofrece "suficientes pruebas" para sospechar que a pesar de no "tener una posición oficial", Said El Islam presuntamente "ejerció un control crucial sobre el aparato de seguridad del Estado, siendo el primer ministro de facto". Sobre El Senusi, los jueces del CPI precisaron que está al frente del Servicio de Inteligencia libio, que "es uno de los principales organismos de represión" del régimen dirigido por Gadafi desde hace 42 años desde Trípoli.

Los jueces consideraron "suficientemente probado" que los tres sospechosos eran conscientes de sus "posiciones de control". Ahora corresponde a la Fiscalía remitir "lo antes posible" la petición de colaboración a las autoridades libias para que se pueda ejecutar la orden de arresto. Esa petición se remitirá tanto al régimen de Gadafi en Trípoli como al gobierno rebelde de Bengasi, según fuentes de la fiscalía.

Esta orden de detención podría entorpecer las opciones de los gobiernos que barajan el exilio de Gadafi a otro país como una solución política para poner fin al conflicto en Libia, según fuentes judiciales. Para la Fiscalía, los tres sospechosos forman un triángulo fundamental del régimen libio, con Gadafi como "autoridad absoluta", su hijo como "primer ministro de facto" y El Senusi como "mano derecha" y ejecutor de los crímenes.

Los fiscales consideran que Gadafi emitió órdenes directas para los ataques contra civiles, los cuales se produjeron en las casas de las víctimas, en las vías públicas, e incluso durante funerales. La CPI, creada en 2002, es el primer tribunal de la ONU establecido de forma permanente para juzgar crímenes de guerra cometidos en todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios