Tropas sirias y aliadas recuperan un feudo del Daesh

Fuerzas sirias con el apoyo de milicias chiíes iraquíes, libanesas e iraníes tomaron ayer, por segunda vez, el control de la ciudad de Albukamal, fronteriza con Iraq y último gran feudo urbano del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que este dominio se produjo tras "violentos combates" que causaron, por un lado, la muerte de 31 efectivos gubernamentales y sus aliados, y por otro, la de más de 50 miembros del EI.

La recuperación del último gran bastión que controlaban los extremistas en Siria, situado en el extremo este de la provincia nororiental de Deir al Zur, llega después de que las tropas gubernamentales la perdieran dos días después de haberla conquistado el pasado 9 de noviembre. Las unidades del Gobierno sirio y sus aliados han empezado a peinar la urbe, tras "la retirada" de los remanentes extremistas, dijo la ONG, cuya sede está en Reino Unido y que cuenta con una amplia red de observadores sobre el terreno en el país árabe.

Por otra parte, la agencia oficial de noticias siria, SANA, indicó que unidades del ejército sirio acabaron con los últimos "focos terroristas del Dáesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico) en la ciudad de Albukamal, a 140 kilómetros al sureste de (la ciudad) de Deir al Zur", y confirmó la "liberación completa" de esta estratégica urbe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios