Turquía aborta el golpe de Estado

  • El Ejército declaró la ley marcial y tomó como rehén al jefe del Estado Mayor. El Gobierno pidió a la población que saltase "sobre los tanques". El servicio de Inteligencia dio por fracasado el intento.

Complicada noche en Turquía. Un intento golpe de Estado sacudió a la población. El Ejército turco se hizo con el poder en todo el país y declaró la ley marcial.  "El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia... Todos los acuerdos internacionales estarán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países", señaló en una nota a la nota del Estado Mayor del Ejército.

Por otro lado, la agencia Anadolu afirmaba que el jefe del Estado Mayor, general Hulusi Akar, había sido tomado como rehén por un grupo de soldados. Varios contingentes militares tomaron los aeropuertos internacionales de Ankara y Estambul, que cerraron y se cancelaron todos los vuelos. Poco antes de las dos de la mañana (hora peninsular española), el servicio de Inteligencia turco dio por fracasado el inteoto de asonada.

A las 22:45 se produjo un intercambio de fuego entre helicópteros que sobrevolaban el cuartel del Estado Mayor en Ankara y agentes de la policía sobre el terreno.

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, confirmó, en declaraciones a la cadena NTV, que había un aparente golpe militar en la capital, Ankara.

"Se trata de un grupo dentro del Ejército que se ha alzado", dijo el jefe de Gobierno, quien admitió que esos militares habían "rodeado algunos edificios importantes". "Quienes lo han hecho pagarán un alto precio. No haremos concesiones en la democracia", prometió Yildirim.

La agencia turca Dogan señaló que numerosas ambulancias habían acudido al cuartel central del Estado Mayor donde según testigos se habían oído tiroteos.

Según el diario digital T24, el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos había sido tiroteado desde un helicóptero. Un gran contingente policial  se desplegó en Ankara y cerró los accesos a la céntrica plaza de Kizilay.

Al tiempo, unidades de la Gendarmería cerraron las dos puentes sobre el Bósforo en Estambul, impidiendo todo tráfico de la parte asiática a la europea de la ciudad, informó la cadena NTV.

También se desplegaron tanques cerca del aeropuerto de Atatürk en Estambul, agregó la misma emisora.

El Ministerio de Defensa turco  desautorizó la nota firmada por el Estado Mayor asegurando que se trata de un comunicado "pirata".

El ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag, pidió a la población que se eche a la calle y "salte sobre los tanques" para detener el intento de golpe de Estado iniciado por militares rebeldes.

En un mensaje a través de la emisora pública TRT, Bozdag pidió a la gente que acudiera a la sede del Estado Mayor y del Palacio Presidencial en Ankara donde, dijo, tenía noticias de que se habían registrado heridos de bala. "Invito a la gente a saltar sobre los tanques. A ir a las plazas de Ankara", animó el responsable de Justicia.

Rusia llamó a evitar un derramamiento de sangre. "Por supuesto, partimos de que es necesario evitar cualquier enfrentamiento sangriento y solucionar todos los problemas que surgen en cada país exclusivamente en el marco constitucional", dijo Serguei Lavrov, ministro de Exteriores ruso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios