Tzipi Livni mantiene su negativa a formar parte del nuevo Gobierno israelí

  • El líder del Likud, Bejamin Netanyahu, no garantiza la creación de un Estado palestino

La dirigente del partido centrista Kadima, Tzipi Livni, dio carpetazo ayer a las negociaciones con el designado primer ministro y líder del Likud, Benjamin Netanyahu, al negarse éste a garantizar la creación de un Estado palestino en futuras iniciativas de paz.

"La visión de dos estados para dos pueblos no es un mero eslogan. Unidad nacional no es sentarse en el Gobierno, es abrir un camino en conjunto", dijo Livni al salir de la reunión, con la que ha puesto fin definitivamente a los contactos políticos.

La de ayer fue la segunda entrevista que ambos celebraron en el plazo de cinco días tras obtener Netanyahu el mandato para formar el próximo Gobierno de Israel y a pesar de haber quedado en las elecciones con un diputado menos que su rival.

Pero como la primera, tampoco la reunión produjo resultado alguno favorable, hasta el punto de que fue interrumpida cuando el jefe del Likud se negó a responder a una pregunta sobre si estará dispuesto a introducir la visión de dos estados en las bases del nuevo Gobierno israelí, informa la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

"He venido a esta segunda entrevista a escuchar cuál es su visión y cuál es el camino correcto que él ve para seguir", declaró la aún ministra de Exteriores, que terminó el encuentro al verse sin respuesta y asegurando que "no podremos estar en el Gobierno de Netanyahu".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios