La UE y EEUU acuerdan una estrategia antiterrorista que aúna "firmeza" y "tolerancia"

  • Bruselas y Washington se comprometen a mantener la prohibición de la tortura y los castigos crueles o degradantes

La UE y EEUU pactaron ayer una estrategia antiterrorista "compartida" que combina "firmeza" en la lucha contra el terror y en la defensa de los valores compartidos y la "tolerancia" respecto a otras culturas, religiones y civilizaciones, según explicó el ministro del Interior y presidente de turno del Consejo de la UE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Lo que se ha hecho es aprobar una estrategia compartida. EEUU y la UE tienen a partir de hoy una misma estrategia antiterrorista, una estrategia que coincide al 100%. Creo que ese mensaje es muy bueno para los ciudadanos y también para los que estén pensando en hacer lo que no deben, utilizar la violencia", dijo Rubalcaba.

El objetivo de esta iniciativa es dejar definitivamente atrás las diferencias entre la UE y EEUU provocadas por la política antiterrorista del anterior presidente, George W. Bush, y especialmente por medidas como la apertura del centro de detención de Guantánamo, la autorización de determinadas formas de tortura o los vuelos y las cárceles secretas de la CIA, explicó el coordinador antiterrorista de la UE, Gilles de Kerchove.

"Al final de la Administración Bush (la relación) era un poco difícil por culpa de estos problemas", subrayó De Kerchove. "Se quiere ayudar al presidente de EEUU a pasar de la guerra global contra el terror al paradigma judicial y de aplicación de la ley para afrontar el terrorismo", explicó.

Para impulsar este cambio, la UE ha aceptado acoger presos de Guantánamo y ayudar al presidente Barack Obama a cerrar el centro de detención. Hasta ahora, los estados miembros han acogido a una veintena de presos, según el coordinador antiterrorista.

Un portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Philip J. Crowley, agradeció a la UE, y "particularmente a la Presidencia española", sus esfuerzos para "profundizar la cooperación transatlántica en materia antiterrorista". "El compromiso con los socios de la UE lleva a trabajar juntos para combatir la amenaza del terrorismo", respetando "los valores comunes de libertad y democracia", así como "el derecho internacional, el Estado de derecho y los derechos humanos", dijo en un comunicado.

Rubalcaba insistió en que esta estrategia conjunta tiene un "enorme valor" porque "manda un mensaje al mundo en general y a los países musulmanes en particular". Por una parte, un mensaje "de firmeza en la defensa de los principios, de los valores, de la civilización" occidental. "Y al mismo tiempo de tolerancia con otros principios, otros valores, otras culturas y otras religiones", dijo el ministro del Interior.

"Habrá firmeza en la defensa de la cultura, la religión, los valores, la civilización, pero se entiende que hay otras y se quiere mantener la convivencia, puesto que la tolerancia es un elemento fundamental de la actuación, del sistema de vida" occidental, resaltó.

En su declaración conjunta, la UE y EEUU se comprometen mantener la prohibición de la tortura y de los castigos crueles o degradantes; a no basarse en criterios discriminatorios como la raza, la etnia o la religión para seleccionar a las personas a las que se registra o apuntar de manera particular en investigaciones antiterroristas; a garantizar que todos los sospechosos de terrorismo tengan un juicio justo y a castigar a los funcionarios que cometan abusos en la lucha antiterrorista.

También acordaron reforzar la cooperación antiterrorista en todos los ámbitos, desde el judicial al diplomático o financiero, pasando por el intercambio de Inteligencia. Finalmente, la UE y EEUU se comprometieron a tomar medidas preventivas para luchar contra la radicalización y a "promover, bajo los auspicios de la ONU, los esfuerzos internacionales para reforzar el diálogo y ampliar la comprensión mutua entre civilizaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios