El conflicto de oriente próximo El Parlamento de Israel inaugura una nueva legislatura

La UE 'teme' a Netanyahu

  • Varios ministros de Exteriores de la Unión reconocen que si el líder del Likud forma el nuevo Gobierno israelí, el proceso de paz con los palestinos será "duro"

Comentarios 3

Varios estados miembros de la Unión Europea (UE) reconocen que las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos van a tener un futuro "algo duro" con la llegada al cargo de primer ministro del líder del Likud, el derechista Benjamin Netanyahu, aunque estimaron que el nuevo Gobierno israelí seguirá apoyando la solución de dos estados porque es "la única posible" en la zona.

"Creo que podemos tener un inicio un poco duro, pero debemos impulsar el proceso de paz porque el camino de la solución de dos estados se estrecha y no podemos tomarnos el lujo de esperar", subrayó el viceprimer ministro checo Aleander Vondra, cuyo país ostenta ahora la Presidencia de turno de la UE.

Tanto el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Javier Solana, como el ministro de Exteriores finlandés, Alexander Stubb, aseguraron que la UE trabajará con el Gobierno resultante de las urnas, pero advirtieron que Netanyahu todavía no ha formado Gobierno. "Tenemos que esperar a ver si tiene éxito en formar un Gobierno israelí", explicó Stubb. "La formación del Gobierno no ha terminado", agregó Solana. Lo que si se constituyó ayer fue el nuevo Parlamento israelí.

En cualquier caso, ambos apostaron por impulsar las negociaciones en Oriente Próximo con el nuevo Ejecutivo israelí. "La UE está preparada para cooperar con el Gobierno israelí elegido por el pueblo" y, desde esta perspectiva, tratará de "mantener el proceso de negociaciones" entre israelíes y palestinos, explicó Solana.

Además, Stubb subrayó el "firme sentimiento" que constató en sus encuentros con los principales líderes israelíes en septiembre pasado, incluido Netanyahu, de que "la solución de dos estados es parte del paquete". "Tenemos que reunir a todos en la mesa de negociaciones", agregó.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores sueco, Carl Bildt, censuró que algunos posibles socios de coalición en el Gobierno israelí que encabezaría el líder del Likud "pongan condiciones que son claramente incompatibles con los compromisos existentes en el proceso de paz" y reconoció estar "absolutamente" preocupado por su posible incorporación al Gabinete, aunque no citó a estos partidos políticos.

En cambio, el titular de Exteriores italiano, Franco Frattini, señaló que "la solución de dos estados" en la región "es la única que es posible". "No podemos considerar opciones alternativas", recalcó. "Simplemente no es posible abandonar esta estrategia: dos estados que vivan en paz y seguridad. No es posible abandonar tal idea y creo que el primer ministro designado seguirá dicha estrategia", aseguró el titular de Exteriores italiano.

Frattini recalcó que "no le compete a Europa" impulsar una interlocución con Hamas. "Hablar con Hamas es una decisión de las autoridades egipcias, especialmente del ministro (de Inteligencia, Omar) Suleiman. No le compete a Europa", explicó. "Hamas no reconoce a Israel, no reconoce las resoluciones de la ONU, no reconoce el derecho a la seguridad de Israel... por eso no podemos considerar a Hamas como interlocutor válido", agregó el jefe de la diplomacia italiana. "Hay una gran diferencia. Israel es una Estado democrático y Hamas no lo es", consideró.

Frattini reconoció que espera que la Conferencia de Donantes prevista para el próximo 3 de marzo en Sharm el Sheij (Egipto) no sólo sirva para recabar fondos para la reconstrucción de la Franja de Gaza sino también para "el relanzamiento de una política global para ayudar a la población palestina, que ha estado sufriendo mucho", especialmente por las divisiones entre las distintas facciones palestinas.

Por ello, subrayó la importancia de que haya reconciliación en los territorios palestinos y precisó que la UE no quiere "para nada" la existencia de "dos entidades palestinas separadas" en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Solana reconoció por su parte que espera una participación alta en la Conferencia de Donantes, a la que asistirán, dijo, representantes de alrededor de 80 países. Asimismo, subrayó la importancia de impulsar la reconstrucción de la Franja tras la reciente ofensiva israelí. Fuentes palestinas aseguran que los daños por la ofensiva superan los 2.000 millones de dólares.

Solana inició ayer una gira por Oriente Próximo que durará toda la semana para preparar con los países de la región la Conferencia de Donantes. "Pasaré una semana por la zona para ver qué podemos hacer con todos los países de la región" antes de la reunión del 2 de marzo con el objeto de ver "cómo podemos ayudar", explicó.

El alto representante para la Política Exterior de la UE estuvo ayer en Damasco (Siria), hoy estará en Beirut (el Líbano) y en El Cairo (Egipto) y, posteriormente, visitará Tel Aviv (Israel) mañana y Ramala (Cisjordania) el viernes, según precisó la Oficina de Solana en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios