Estados Unidos urge a China a que pare los pies a sus aliados norcoreanos

  • Obama insta a Hu Jintao a que envíe "un mensaje claro" a Pyongyang sobre sus provocaciones "inaceptables".

El presidente de EEUU, Barack Obama, urgió a su homólogo chino, Hu Jintao, a enviar un "mensaje claro" a Corea del Norte de que el bombardeo de territorio surcoreano y otras provocaciones son "inaceptables". La Casa Blanca dijo ayer que la petición fue realizada durante una conversación telefónica que Obama le hizo a Hu a última hora del domingo para dialogar sobre Corea del Norte y otros asuntos.

"El presidente insistió en la necesidad de que Corea del Norte termine con su comportamiento provocador y cumpla con sus obligaciones internacionales, en particular la declaración del Grupo de los Seis en 2005", indicó la Casa Blanca en un comunicado. Obama instó a China a trabajar con EEUU y otros países "para enviar un claro mensaje a Corea del Norte de que sus provocaciones son inaceptables".

El Ministerio de Relaciones Exteriores chino también informó sobre la conversación telefónica, diciendo que el presidente insistió en la necesidad de dar una respuesta "tranquila y racional" a la crisis en la Península de Corea. "En la situación actual, es imperativo que la respuesta sea calma y racional y que impidamos con firmeza un deterioro de la situación", señaló Hu Jintao, citado en un comunicado de la Cancillería. "Es totalmente posible que las tensiones se agraven en la Península de Corea y que ellas escapen a todo control si no son administradas correctamente", agregó.

EEUU y sus aliados surcoreanos y japoneses celebraron ayer en Washington, en ausencia de China, principal aliado de Pyongyang, conversaciones donde se trató de elaborar una estrategia frente a Corea del Norte después de que ésta bombardeara una isla surcoreana a fines de noviembre.

El comunicado de la Casa Blanca dijo que ambos presidentes dialogaron sobre su "interés común en la paz y la estabilidad en el noreste de Asia" y sobre la prioridad de asegurar la desnuclearización de la Península de Corea.

"Estuvieron de acuerdo en la importancia de que EEUU y China trabajen juntos hacia estos objetivos compartidos", señaló el texto.

Estas conversaciones tienen lugar al tiempo que The Washington Post informó que en un aparente cambio de enfoque hacia China, la Administración Obama comenzó a acusar en privado a Pekín de "permitir" a Corea del Norte comenzar un programa de enriquecimiento de uranio y de lanzar ataques contra Corea del Sur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios