Varias decenas de muertos en un atentado de los talibanes en Pakistán

  • El ataque se produjo contra una sede gubernamental que acogía a un comité de paz

El presidente de EEUU, Barack Obama, urgió a su homólogo chino, Hu Jintao, a enviar un "mensaje claro" a Corea del Norte de que el bombardeo de territorio surcoreano y otras provocaciones son "inaceptables". La Casa Blanca dijo ayer que la petición fue realizada durante una conversación telefónica que Obama le hizo a Hu a última hora del domingo para dialogar sobre Corea del Norte y otros asuntos.

"El presidente insistió en la necesidad de que Corea del Norte termine con su comportamiento provocador y cumpla con sus obligaciones internacionales, en particular la declaración del Grupo de los Seis en 2005", indicó la Casa Blanca en un comunicado. Obama instó a China a trabajar con EEUU y otros países "para enviar un claro mensaje a Corea del Norte de que sus provocaciones son inaceptables".

El Ministerio de Relaciones Exteriores chino también informó sobre la conversación telefónica, diciendo que el presidente insistió en la necesidad de dar una respuesta "tranquila y racional" a la crisis en la Península de Corea. "En la situación actual, es imperativo que la respuesta sea calma y racional y que impidamos con firmeza un deterioro de la situación", señaló Hu Jintao, citado en un comunicado de la Cancillería. "Es totalmente posible que las tensiones se agraven en la Península de Corea y que ellas escapen a todo control si no son administradas correctamente", agregó.

EEUU y sus aliados surcoreanos y japoneses celebraron ayer en Washington, en ausencia de China, principal aliado de Pyongyang, conversaciones donde se trató de elaborar una estrategia frente a Corea del Norte después de que ésta bombardeara una isla surcoreana a fines de noviembre.

El comunicado de la Casa Blanca dijo que ambos presidentes dialogaron sobre su "interés común en la paz y la estabilidad en el noreste de Asia" y sobre la prioridad de asegurar la desnuclearización de la Península de Corea.

"Estuvieron de acuerdo en la importancia de que EEUU y China trabajen juntos hacia estos objetivos compartidos", señaló el texto.

Estas conversaciones tienen lugar al tiempo que TheWashington Post informó que en un aparente cambio de enfoque hacia China, la Administración Obama comenzó a acusar en privado a Pekín de "permitir" a Corea del Norte comenzar un programa de enriquecimiento de uranio y de lanzar ataques contra Corea del Sur.

La insurgencia talibán paquistaní volvió a golpear en las conflictivas áreas tribales fronterizas con Afganistán, donde al menos 38 personas murieron en un doble atentado suicida cometido contra una sede gubernamental que acogía a un comité de paz.

El ataque ocurrió en la localidad de Ghalanai, cabecera de la demarcación tribal de Mohmand, en la oficina del jefe de la Administración Política de la región, informó una fuente de la Policía local, que cifró en 38 el número de víctimas mortales y en 60 los heridos.

De acuerdo con esta versión, dos terroristas hicieron estallar las cargas explosivas que portaban en las instalaciones, cuando en ellas se encontraban reunidos miembros de una delegación política y líderes tribales pertenecientes a un comité de paz antitalibán.

Las fuerzas de seguridad se desplegaron en la zona tras las explosiones e impusieron el toque de queda, mientras que los heridos fueron evacuados, según los medios paquistaníes, que informaron de la muerte de dos periodistas paquistaníes en el atentado.

Dada la ausencia de buenos centros médicos en el lugar, muchos de los heridos fueron trasladados a hospitales de las ciudades noroccidentales de Peshawar y Charsada, ubicadas en la adyacente provincia de Khyber-Pakhtunkhwa.

En un comunicado oficial, el primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, condenó el ataque, que calificó de "acto inhumano y brutal" de "insurgentes que no tienen respeto hacia ninguna religión".

Mohmand es una de las siete demarcaciones que forman las áreas tribales administradas federalmente (FATA), un territorio inestable y limítrofe con Afganistán, habitado por tribus de etnia pastún, que nunca han estado bajo completo dominio del Estado y en el que buscan refugio numerosas facciones talibanes y otros grupos extremistas.

El pasado julio, ya se registró otro gran atentado en la localidad de Yakaghand, también en Mohmand.

En aquel entonces, las explosiones provocadas por dos suicidas contra una sede gubernamental causaron la muerte de al menos 52 personas y heridas a un centenar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios