Wikileaks lucha para seguir abierta ante la creciente presión gubernamental

  • Varios Gobiernos pretenden cerrar la web para evitar la publicación de centenares de miles de documentos confidenciales y secretos de la diplomacia estadounidense.

La web Wikileaks afronta uno de sus momentos más difíciles ante los crecientes esfuerzos de varios gobiernos de cerrar el sitio de internet para evitar la publicación de centenares de miles de documentos confidenciales y secretos de la diplomacia estadounidense.

En Estados Unidos, dos empresas (Amazon Web Services y EveryDNS.net) han cancelado ya los servicios que prestaban a Wikileaks, lo que ha obligado al sitio de internet a buscar a toda prisa alternativas para mantener sus páginas en funcionamiento. Aunque ambas empresas han señalado que la razón de la cancelación de sus servicios obedece únicamente a motivos técnicos y contractuales, la decisión se produce en medio de crecientes presiones de destacados políticos estadounidenses para silenciar a Wikileaks y su creador, el australiano Julian Assange.

Mientras, en Europa, el Ministerio de Economía Digital de Francia ha iniciado gestiones para expulsar a Wikileaks de los servidores de la empresa OVH, uno de los que alojan el sitio en el país desde que Amazon canceló su contrato. Parece asimismo que también se estrecha el cerco policial alrededor de Assange, quien está acusado en Suecia de cometer abusos sexuales contra dos mujeres, cargos que el australiano y sus abogados consideran otra de las maniobras para conseguir su silencio. Medios británicos han informado de que la policía podría estar tras los pasos de Assange, que se cree está escondido en el Reino Unido.

Todos estos movimientos se producen cuando Wikileaks sólo ha publicado algo más de 600 de los 251.000 documentos diplomáticos estadounidense que obran en su poder y cuando en muchos países de todo el mundo se empiezan a sentir los efectos de la revelación de informes confidenciales y secretos. De momento, y a pesar del creciente acoso, tanto Assange como Wikileaks han sido capaces de mantenerse a flote. La última andanada de esta "primera gran infoguerra", como lo calificó uno de los fundadores de la Electronic Frontier Foundation (EFF), John Perry Barlow, la dio Wikileaks al anunciar que ha conseguido tres nuevas direcciones para acceder sus páginas en Alemania, Finlandia y Holanda, con su nombre y las terminaciones .de, .fi y .nl. Estas direcciones se unen a wikileaks.ch, que el Partido Pirata de Suiza creo para Wikileaks cuando la empresa EveryDNS.net eliminó la dirección Wikileaks.org este viernes.

En su página web, EveryDNS.net justificó su repentina decisión de anular sus servicios del sistema de dominio de nombre (DNS por su sigla en inglés) porque los ataques de denegación de servicios (DDOS) que Wikileaks sufre "amenazaban" la estabilidad de otros 550.000 sitios web. Los ataques DDOS consisten en el bombardeo del servidor que contienen la web de múltiples solicitudes de acceso lo que puede colapsar el sitio y el servidor que la aloja. Wikileaks ha estado sufriendo estos ataques desde que el domingo empezó a revelar los secretos estadounidenses. En el frente judicial, Wikileaks también consiguió hoy una pequeña victoria cuando el Tribunal Supremo de Pakistán rechazó aprobar su prohibición en el país.

Pero incluso si las autoridades consiguen cerrar Wikileaks.org y Assange es detenido, todo apunta a que será imposible contener la filtración de los documentos que todavía no han visto la luz pública. Durante un encuentro digital organizado por el periódico The Guardian, Assange confirmó que el misterioso archivo codificado insurance.aes256 (seguro.aes256) que empezó a difundir hace semanas a través de internet contiene los 251.000 documentos estadounidense así como materiales de otros gobiernos. "El archivo Cable Gate ha sido distribuido, junto con significativo material de Estados Unidos y otros países a más de 100.000 personas de forma codificada", reveló Assange. "Si algo nos pasa, las partes clave serán publicadas de forma automática. Además, los archivos Cable Gate están en las manos de múltiples organizaciones de noticias. La historia vencerá. El mundo será mejor. ¿Sobreviviremos? Eso depende de ustedes", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios