Cuatro jóvenes aseguran que cobraron por asistir a fiestas en las mansiones de Berlusconi

  • El primer ministro califica de "basura" la información, descubierta por casualidad en una investigación por corrupción

El multimillonario jefe de Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, protagonizó ayer un nuevo escándalo tras las supuestas revelaciones de la prensa de que se pagaba a jóvenes por acudir a las fiestas en sus residencias de Roma y Cerdeña.

"Basura", "falsedades", reaccionó Berlusconi al conocer la noticia publicada por los mayores diarios del país, entre ellos La Stampa, el periódico del grupo Fiat, que sostiene que cuatro mujeres confesaron haber cobrado por pasar la noche en las mansiones privadas del primer ministro.

Según la misma fuente, la noticia se conoció por casualidad en el marco de una investigación judicial sobre corrupción en el sector sanitario en la ciudad de Bari, al sur de Italia.

Gracias a una serie de escuchas telefónicas ordenadas por la magistratura contra dos empresarios, los hermanos Tarantini, se supo que las bellas mujeres que acuden a las fiestas de Berlusconi reciben a cambio compensaciones económicas.

Los jueces indagan sobre la posibilidad de que el pago a las invitadas implique el delito de "inducción a la prostitución", ya que Giampaolo Tarantini, que conoce a Berlusconi, propuso dinero a varias de ellas para que pasaran la noche en las mansiones del primer ministro.

"No me dejaré condicionar por estas agresiones, y seguiré trabajando como siempre por el bien del país", aseguró Berlusconi.

Su abogado, Niccolo Ghedini, recordó que la investigación judicial no afecta directamente a Berlusconi.

Según una de las chicas, Patrizia D'Addaria, en dos ocasiones le prometieron 2.000 euros para asistir a una fiesta, contó al Corriere della Sera. Ella aseguró que grabó las conversaciones que sostuvo con Il Cavaliere, las cuales entregó a la Justicia.

Las razones por las que D'Addario ha decidido hablar es su decepción ante el incumplimiento de las promesas que le habría hecho Berlusconi. Entre éstas figuraría su candidatura en el Pueblo de la Libertad (PDL) para las europeas que inicialmente existió pero después fue retirada tras la polémica que generó la noticia de su candidatura y las de otras azafatas y estrellas de la televisión en la opinión pública italiana.

El Corriere della Sera, que el miércoles destapó el caso, informaba ayer de que la versión de las otras tres chicas coincide con la ofrecida por D'Addario a la Fiscalía de Bari: afirman que el empresario Giampaolo Tarantini se ponía en contacto con ellas para llevarlas a las fiestas.

"Pensar que Berlusconi paga a una mujer 2.000 euros para que salga con él me parece absurdo, exagerado. Creo que podría tener muchas mujeres gratis, sin necesidad de pagar", comentó Ghedini al diario. "Berlusconi no puede saber si alguien decide para darle una buena impresión presentarse con una chica bella", dijo. "No puede ser involucrado ni judicial ni moralmente si la mujer intenta establecer una relación con él", agregó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios