Las ausencias marcan una vez más la Cumbre Iberoamericana

  • Chávez es el último presidente latinoamericano que excusa su presencia en la ciudad de Mar del Plata · La educación y la defensa de la democracia serán los objetivos de la reunión

La XX Cumbre Iberoamericana en Mar del Plata quedó marcada ayer por las importantes ausencias de mandatarios en medio del clima enrarecido en la región por las filtraciones de Wikileaks y el debate del sucesor del fallecido Néstor Kirchner en la Secretaría General de la Unasur.

En el balneario argentino pesan las ausencias de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Bolivia, Evo Morales; y Nicaragua, Daniel Ortega, y el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, habituales animadores de los cónclaves internacionales.

Pero la cita iberoamericana convocada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner promete de todos modos una agenda intensa de debates políticos, bajo la sombra de la crisis y con la certeza ya de la aprobación por el pleno de los jefes de Estado y de Gobierno del ambicioso programa de Metas educativas 2021 que aspira a mejorar la calidad y la equidad de la formación escolar.

Sin tener un espacio formal en la cita, las revelaciones de Wikileaks serán protagonistas omnipresentes que sobrevolarán la cumbre porque generaron un clima de malestar y recelo entre los Gobiernos. "Se ha traicionado la confianza de todos los países", advirtió ayer el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

También se destaca el debate para que la cláusula democrática aprobada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) sea ampliada al foro iberoamericano con el fin de cerrar las puertas a nuevos intentos golpistas tras lo ocurrido en Honduras -excluida de la cumbre- y Ecuador.

La defensa de la democracia integra el Programa de Acción que presentarán los cancilleres al pleno de mandatarios, junto con una serie de comunicados especiales sobre las Islas Malvinas y el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, entre otros temas.

La sucesión de Kirchner en la Secretaría General de Unasur también animará las reuniones en Mar del Plata, pese a las ausencias de Chávez y Morales. El ex presidente argentino (2003-2007) y esposo de la actual mandataria murió el pasado 27 de octubre a los 60 años dejando vacante el puesto, que ahora disputan candidatos de Venezuela y Colombia, entre otros.

El conflicto fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua ocupará también a los mandatarios. La presidenta Laura Chinchilla anticipó que denunciará ante la Cumbre Iberoamericana una "invasión" de las tropas de Nicaragua a su país, pese a que Ortega no estará presente para dar su versión.

Los numerosos puntos de la declaración referidos a las cuestiones educativas subrayan la necesidad de avanzar en metas como la inclusión social, la igualdad de oportunidades para niños y niñas, la especial atención a grupos raciales minoritarios y el respeto de sus especificidades culturales.

Y es que la declaración considera que la educación de calidad es "un derecho humano fundamental e inalienable (que debe) ser garantizado por todos los Estados Iberoamericanos para la población sin discriminación", de forma "universal y gratuita en la educación primaria y secundaria, bajo el principio de igualdad de oportunidades", de acuerdo con el borrador.

La declaración se fija como objetivo la plena alfabetización en toda la región para 2015, aunque otros objetivos concretos se recogen en un "programa de acción de Mar del Plata" consensuado aparte y destinado a definir la forma en que se plasmará el Metas 2021, compendio de una serie de objetivos trazados previamente por los ministros de Educación de la región.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios