La batalla final por la Casa Blanca se libra en territorio republicano

  • Obama y McCain centran sus esfuerzos en las horas finales de la campaña en estados que votaron a Bush en 2004 y que ahora están en juego.

Demócratas y republicanos centran gran parte de sus últimos esfuerzos electorales en bastiones conservadores, en los que la derecha de EEUU ve peligrar su reinado ante la crisis económica y la impopularidad del actual Gobierno.

La batalla por la Casa Blanca en vísperas de la cita con las urnas del próximo martes se libra fundamentalmente en estados que votaron por el presidente George W. Bush en el 2004 y que ahora están en liza.

El aspirante demócrata a la presidencia de EEUU, Barack Obama, hace campaña este sábado en Colorado, Misuri y Nevada, tras visitar ayer Iowa e Indiana, todos estados pro-Bush en el 2004. El domingo destinará su energía a Ohio, el estado que dio la victoria a Bush hace cuatro años y donde la balanza se inclina ahora del lado demócrata. Su agenda en Ohio incluye una aparición conjunta con el cantante Bruce Springsteen. Obama estará el lunes en Virginia, un estado fiel a la derecha desde las presidenciales de 1968 y donde la pelea está reñida.

La campaña del demócrata ha destinado más del 70 por ciento de su gasto publicitario entre el 21 y el 28 de octubre, un total de 21,5 millones de dólares (17,3 de euros), a estados republicanos, según los datos compilados por la Universidad de Wisconsin.

El candidato presidencial republicano, John McCain, cuyas arcas están peor pertrechadas que las del demócrata, ha gastado 7,5 millones (6 de euros) en el citado periodo. McCain estuvo este sábado en Virginia, donde pidió a sus seguidores que le ayuden a mantener el estado del lado republicano. El senador por Arizona insistió en que su oponente aumentará los impuestos a los contribuyentes, una afirmación que replica el demócrata y que centra gran parte de la oratoria republicana en la recta final de esta larga campaña por la Casa Blanca.

McCain visita también Pensilvania, que ha votado por los demócratas en las últimas cuatro elecciones y donde el republicano se resiste a tirar la toalla pese a que las encuestas dan a Obama una cómoda ventaja en el estado. La agenda del senador incluye otra parada el domingo en Pensilvania y una visita a Florida, un estado aliado de los republicanos en los dos últimos ciclos electorales y donde las apuestas señalan empate. McCain participa este sábado en el programa 'Saturday Night Live', que ya visitó su segunda de a bordo, Sarah Palin, hace unas semanas.

Los últimos sondeos siguen situando a Obama en cabeza a nivel nacional, aunque su ventaja se ha estrechado.

Real Clear Politics, un sitio de internet que realiza una media de las distintas encuestas, lo coloca ahora 6,5 puntos por delante. La campaña republicana sostiene que sus sondeos internos dan a Obama una superioridad de sólo cuatro puntos.

El último fin de semana electoral tiene, por lo demás, a una inesperada protagonista, Zeituni Onyango, una tía de Obama originaria de Kenia que reside de forma ilegal en EEUU. Según la agencia Associated Press (AP), Onyango está indocumentada desde 2004, cuando un juez le ordenó que abandonase el país tras rechazar su solicitud de asilo

La campaña de Obama dijo que el senador por Illinois desconocía el estatus migratorio de su familiar y se mostró a favor de que se apliquen las leyes pertinentes. "El senador Obama no tenía ningún conocimiento sobre el estatus migratorio de su tía y piensa que todas las leyes aplicables se deben de aplicar", dijo Federico de Jesús, portavoz de la campaña del candidato demócrata.

Onyango es medio hermana del padre de Obama, quien se divorció de su madre, una antropóloga estadounidense, cuando él tenía dos años y al que sólo volvería a ver una vez más, a los 10 años, durante una breve visita de Barack Obama sr. a Estados Unidos. El padre de Obama tuvo siete hijos más con tres mujeres distintas y murió en un accidente de automóvil en 1982.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios