La congresista tiroteada hace seis meses en Arizona recibe el alta hospitalaria

  • Gabrielle Giffords seguirá su rehabilitación como paciente externa en los próximos meses

La congresista de EEUU Gabrielle Giffords, herida de un disparo en la cabeza el pasado enero, fue dada de alta en el hospital donde se la trataba en Houston (Texas), informó el centro médico.

Giffords continuará su tratamiento en el centro TIRR Memorial Hermann como paciente externa y residirá en los próximos meses en League City, a unos 40 kilómetros de Houston, donde contará con los cuidados de una persona especializada en asistencia sanitaria a domicilio las 24 horas del día.

La congresista demócrata resultó herida en el lado izquierdo de la cabeza mientras participaba en una reunión con votantes a la salida de un supermercado en Tucson (Arizona).

Desde entonces, su rehabilitación se ha concentrado en recuperar el habla y la capacidad de caminar.

Según indicó su esposo, el astronauta Mark Kelly, en un comunicado, "cualquiera que conozca a Gabby sabe que le encanta estar al aire libre".

Por ello, "vivir y trabajar en un centro de rehabilitación durante cinco meses le ha sido especialmente duro. Seguirá yendo a TIRR cada día pero a partir de ahora, cuando acabe el tratamiento diario, podrá estar con su familia".

La congresista difundió por primera vez imágenes suyas tras el atentado el fin de semana pasado a través de la red social Facebook.

En las imágenes se ve a una Giffords sonriente, con el pelo más corto y más oscuro y en la que sólo su sien izquierda, más hundida, deja sospechar lo ocurrido el 8 de enero.

Seis personas, entre ellas una niña, murieron y otras doce resultaron heridas en el tiroteo que se atribuye a Jared Loughner, quien fue declarado recientemente incapacitado mentalmente por el momento para ser sometido a juicio por su actuación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios