Un ex embajador de Libia señala que Gadafi se prepara para salir del país

  • El líder libio denuncia la muerte de civiles en ataques de la OTAN y promete luchar hasta el final.

El ex embajador de Libia ante la ONU Abdel Rahman Shalgam aseguró ayer que el líder libio Muamar Gadafi está buscando dinero y se prepara para dejar el país en un plazo máximo de dos o tres semanas.

En una entrevista al departamento audiovisual del diario italiano Corriere della Sera, Shalgam, quien fue ministro de Exteriores de Libia de 2000 a 2009, indicó que la intención de Gadafi es "permanecer lejos" de la Corte Penal Internacional (CPI), en La Haya.

"El sabe que no existe ya una posibilidad de quedarse en Libia o de gobernar a los libios. Está maniobrando para hacer tres cosas: dejar el país, reunir dinero y estar lejos de la Corte Penal Internacional", dijo el ex embajador, quien ahora se sitúa en el bando de los insurrectos al régimen de Trípoli.

"Quizá piensa en Bielorrusia, también en reunir dinero para marcharse. Creo que en el plazo de algunas semanas dejará Libia, dos o tres como máximo", agregó.

Según Shalgam, el líder libio está negociando con países africanos amigos y quizá también con Bielorrusia para buscar una salida que le permita evitar la entrega a la CPI ante la petición de arresto formulada por su fiscal jefe, Luis Moreno Ocampo, bajo acusaciones de crímenes de lesa humanidad.

Mientras tanto, Gadafi volvió a comprometerse a combatir hasta la muerte, aun cuando reconoció que está acorralado, denunciando al mismo tiempo los bombardeos de la OTAN que han causado muerte de civiles en Libia.

Más de cuatro meses después del estallido de la revuelta y cuando la OTAN ha causado muertes de civiles que han empañado su campaña, el líder libio prometió en una grabación difundida por la televisión estatal libia, que la batalla contra los "cruzados" de Occidente continuará "hasta el más allá".

"Nosotros resistiremos y la batalla continuará hasta el más allá, hasta que se acabe con ustedes, pero nosotros no seremos acabados", dijo Gadafi al rendir homenaje a su compañero Juildi Hmidi, que perdió a varios miembros de su familia el lunes en un bombardeo de la OTAN contra su vivienda. "Ya no es posible ningún acuerdo entre nosotros después de que ustedes han matado a nuestros hijos y nietos. Nosotros estamos entre la espada y la pared. Ustedes (los occidentales) pueden retroceder", añadió.

"Nosotros no tenemos miedo. No estamos buscando vivir o escapar", dijo, al tiempo que denunciaba que se ha lanzado una cruzada contra un país musulmán y que apunta a sus civiles y niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios