Un piloto español, entre los 18 muertos en un asalto talibán a un hotel de Kabul

  • El fallecido, Antonio Planas, es natural de Mallorca y trabajaba para la aerolínea turca Saga Airlines. Los siete insurgentes, dos policías y otros ocho civiles murieron durante el atentado.

Un ciudadano español ha muerto en el ataque talibán contra el hotel Intercontinental de Kabul, en el que han muerto dieciocho personas, han informado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Exteriores no ha dado detalles por ahora sobre la identidad del español, quien se encontraba en el interior del edificio cuando ocurrió el atentado de los insurgentes.

El departamento que dirige Trinidad Jiménez está en contacto con el servicio de asuntos consulares y con la Embajada de España en Kabul para tratar de obtener más información sobre este fallecimiento.

En el atentado han muerto nueve personas que estarían alojadas en el hotel, entre ellas el ciudadano español y otro extranjero, así como dos policías y siete talibanes que formaban parte del comando.

También ha habido al menos doce heridos, según fuentes oficiales.

El comando asaltó el establecimiento en torno a las diez de la noche hora local de ayer, martes, cuando muchos de los huéspedes estaban cenando.

Unidades de la policía y el ejército afganos se desplazaron al lugar para hacer frente al asalto, con la ayuda de varios helicópteros de la misión internacional desplegada en Afganistán.

Los agentes lograron abatir esta mañana a los últimos insurgentes que resistían atrincherados en el interior del hotel.

Las autoridades afganas creen que los talibanes, que iban fuertemente armados, penetraron en el edificio a través del jardín situado en la parte trasera.

El hotel Intercontinental es un edificio de seis plantas que cuenta con varios sistemas de seguridad y sus cinco estrellas han sido un reclamo tradicional para los extranjeros que visitan Kabul.

La muerte de este ciudadano español se une a las del sargento Manuel Perrino y la soldado Niyireth Pineda, fallecidos el pasado domingo en el atentado que las tropas españolas sufrieron en la provincia de Badghis, al oeste del país, cuando iban en un convoy en tareas de patrulla.

En este ataque, también resultaron heridos con contusiones y fracturas óseas tres soldados españoles, que ya han sido repatriados a Madrid y cuya vida no corre peligro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios