Al menos 10 fallecidos en un ataque suicida en una reunión de líderes tribales en Pakistán

  • Quince combatientes talibanes mueren en un ataque aéreo producido en la misma región.

Un atacante suicida acabó con la vida de al menos 10 personas e hirió a otras 45 tras inmolarse en una reunión o 'jirga' de jefes tribales de la etnia pastún en la región de Bajaur, el noroeste paquistaní, cerca de la frontera de Afganistán, según informó un representante del Gobierno. Por otro lado, una quincena de combatientes talibanes resultaron muertos durante un ataque aéreo paquistaní producido en la misma región, según informaron desde el Gobierno de Islamabad. Además, por tercera vez en una semana, tres cohetes alcanzaron el aeropuerto de Peshawar, uno de los más importantes militarmente, aunque por suerte no hubo bajas.

Un atacante suicida se inmoló durante una 'jirga' o consejo tribal en el que participaban 200 personas, acabando con la vida de al menos 10 de ellos, además de producir otros 45 heridos, según declaraciones de un funcionario del Gobierno. El atentado se produjo en una aldea de la región de Bajaur, donde los líderes tribales se habían reunido para discutir la manera de echar a los talibanes de la zona. "El atacante caminó hasta la 'jirga' y activó los explosivos que llevaba amarrados al cuerpo", dijo un funcionario del Gobierno regional.

"No sabemos como llegó allí", explicó el anciano tribal Kamal Kahn. "Escuchamos una explosión y la gente echó a correr de un lado a otro. Sin embargo, aseguró que seguirán adelante con sus planes contra los talibanes. "El atentado no nos disuadirá, pero estaremos más comprometidos para expulsar a los malhechores". Este supone el segundo ataque en menos de un mes contra diversas 'jirgas' producidas en la región, fronteriza con Afganistán, que está viendo como se intensifica la campaña de los talibanes. 

Por este motivo, las fuerzas de seguridad y las autoridades de Pakistán están insistiéndole a los responsables de las tribus para que aumenten sus milicias para hacer frente a los militantes talibanes y los islamistas de Al Qaeda en Bajour. Desde agosto más de 1.500 militantes han fallecido en la región, según los militares, aunque las bajas propias no han sido anunciadas oficialmente.

En este sentido, al menos 15 combatientes talibanes fallecieron en un ataque aéreo llevado a cabo en la misma región, según informó Jamil Kahn, funcionario de Gobierno y segundo máximo cargo de la ciudad. Esto es resultado de la ofensiva lanzada por las fuerzas armadas paquistaníes desde hace tres meses en la zona, con el objetivo de expulsar a los talibanes, y restarles influencia en la zona, fronteriza con Afganistán.

Por otro lado, el aeropuerto de Peshawar sufrió el tercer ataque en una semana, después de que varios militantes disparasen 3 cohetes, que por suerte cayeron en la pista, sin producir heridos, según informó la Policía. Además, tampoco se produjeron daños importantes en la pista del aeropuerto, que es la principal base de las fuerzas aéreas. Además, en la misma región, miles de personas se quedaron sin electricidad, tras un misterioso ataque que derribó una fuente de electricidad, y que ha sido atribuido a los milicianos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios