Una nueva orden gubernamental gala excluye la expulsión explícita de gitanos

  • Una circular ministerial de agosto designaba concretamente a miembros de la etnia gitana como objetivo de las deportaciones.

El Ministerio francés del Interior comunicó la firma, por parte de su titular, Brice Hortefeux, de una nueva orden gubernamental que precisa las condiciones de evacuación de campamentos ilegales y que excluye la mención explícita a los gitanos. Se trata de un anuncio que se conoce horas después de que la revelación de la existencia de una circular ministerial del pasado 5 de agosto suscitara la polémica, al conocerse que, en contra de lo afirmado por el Gobierno en las últimas semanas, designaba concretamente a miembros de la etnia gitana.

La emisora Europe 1 informó de que Hortefeux había "firmado personalmente" esa nueva circular destinada a los prefectos (gobernadores civiles) en relación con la evacuación de los campamentos. El objetivo de esta nueva orden es, según precisó la fuente, despejar "cualquier malentendido sobre una eventual estigmatización" de los ciudadanos de etnia gitana.

El titular francés de Inmigración, Éric Besson, no quiso entrar en la polémica sobre la publicación de la circular de agosto del Ministerio del Interior, en la que se pedía de forma específica que se desmantelaran los campamentos de gitanos y considerada racista por organizaciones humanitarias. Esa circular había sido firmada por Michel Bart, jefe de Gabinete del ministro Hortefeux, y en ella se reclamaba "una iniciativa sistemática" de la policía: "300 campamentos o implantaciones ilícitas deberán ser evacuados en tres meses, en particular, los de los gitanos". La alusión directa a los gitanos desmentía declaraciones de los ministros franceses del Interior y de Inmigración, que habían repetido que su política de expulsiones no se centraba en un grupo étnico concreto.

Besson indicó también que "el derecho francés es el que más protege a los extranjeros" y puso como ejemplo la indemnización de 300 euros que se paga a los inmigrantes irregulares que se acogen a la repatriación voluntaria, "una especificidad francesa". En lo que va de año, se ha expulsado a 6.020 extranjeros en situación irregular, afirmó Besson, quien precisó que "los retornos voluntarios en dirección a Rumanía son los más numerosos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios