Un laboratorio de EEUU analiza las cajas negras del avión siniestrado

  • México celebra los funerales por el ministro del Interior, Juan Camilo Mouriño, fallecido en un accidente

Las autoridades mexicanas informaron ayer que esperan tener en una semana la información contenida en las dos cajas negras de la avioneta en la que falleció el ministro de Interior, Juan Camilo Mouriño, cuyo funeral se celebró ayer que han sido enviadas a Washington para ser analizadas.

"Ya están siendo analizadas y podremos tener la primera información en alrededor de una semana", informó el ministro de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, en la tercera rueda de prensa que concede sobre el tema en 24 horas.

Téllez, que se ha erigido en el portavoz oficioso de las investigaciones del siniestro, indicó que las cajas negras fueron trasladadas a la capital estadounidense porque allí se encuentran los mejores laboratorios del mundo en esa materia y porque México carece de uno especializado en la cuestión.

Mouriño murió el pasado martes junto al asesor presidencial para temas de seguridad, José Luis Vasconcelos, y otras siete personas, al estrellarse el pequeño avión en el que viajaban en una avenida de Ciudad de México.

El análisis de las cajas negras corre a cargo de la National Transportation Safety Board (NTSB), una agencia de investigación especializada en accidentes aéreos que es independiente del Gobierno estadounidense.

Las causas del suceso, en el que murieron los nueve ocupantes de la aeronave y otras cinco personas, al parecer transeúntes que se encontraban en la calle en el momento en el que el aparato se estrelló e incendió sobre una concurrida avenida, todavía no han sido definidas aunque apuntan a que se trató de un accidente.

Téllez explicó también que continúan las investigaciones sobre el terreno en el lugar en el que se desplomó la aeronave, que permanece todavía acordonada por efectivos policiales.

Esas labores son realizadas por las autoridades de Aeronáutica Civil de México y de la Fiscalía y el Gobierno del Distrito Federal, en colaboración con expertos de la propia NTSB y de Administración Federal de Aviación.

Téllez reveló en otra rueda de prensa la conversación entre el piloto y la torre de control del Aeropuerto de Ciudad de México y las imágenes del radar que seguía los movimientos de las naves cuando ocurrió el accidente, cerca ya de la terminal aérea. Ninguna de esas pruebas ha aclarado por el momento las causas de la caída del avión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios