La oposición cree que podría haberse evitado el atentado

  • Hollande reclama unidad nacional ante las críticas y anuncia que se intensificarán los ataques contra el EI en Siria e Iraq.

La derecha francesa se mostró ayer muy crítica con la política antiterrorista del Gobierno del socialista François Hollande, tan sólo unas horas después del atentado de Niza. Algunos de los responsables de la oposición al presidente francés afirmaron que si se hubieran tomado más medidas de seguridad se podría haber evitado la masacre.

El ex primer ministro y candidato presidencial Alain Juppé aseguró que "si se hubieran puesto todos los medios, el drama no se habría producido", en una entrevista a la emisora RTL, en la que insistió en que hay que hacer "más" y "mejor", sobre todo en lo que se refiere a los servicios secretos. Juppé consideró que hay "fallas" y "lagunas" en el dispositivo antiterrorista, como "lo mostró" la comisión de investigación parlamentaria sobre los atentados yihadistas de 2015.

El líder de la oposición concluyó que hay que "coordinar mejor" los diversos servicios de información que trabajan en Francia. "No trato de acusar a nadie por ahora, naturalmente. La investigación no ha comenzado, pero se tiene que saber toda la verdad con todos los detalles para calmar lo que siento como el enfado de los franceses y de las francesas", indicó Juppé.

El diputado conservador Georges Fenech, presidente de la comisión de investigación parlamentaria, por su parte, reprochó la "impotencia" y "la ceguera" del Ejecutivo, que no ha querido asumir las recomendaciones de su informe.

Otro destacado miembro del partido Los Republicanos, el presidente de la región de Niza y antiguo alcalde de la ciudad, Christian Estrosi, criticó el dispositivo de las fuerzas del orden anoche en el Paseo de los Ingleses de la ciudad donde se produjo el atentado. "¿Cómo es posible que ese camión entrara en una zona que había sido peatonalizada? ¿Cómo es posible que el autor de la masacre pudiera actuar solo?", se preguntó.

El actual presidente de la región Provenza Alpes Costa Azul planteó esas cuestiones y la pregunta de cuántos policías estaban desplegados en el centro de la ciudad cuando ocurrió la masacre, al jefe del Estado, François Hollande, al que recibió después de mediodía en el aeropuerto de Niza.

El presidente de Los Republicanos, y predecesor de Hollande como jefe de Estado, Nicolas Sarkozy, en una posición más institucional dijo que será necesaria "una firmeza y una vigilancia excepcionales" durante mucho tiempo porque "estamos en una guerra que va a durar".

Sarkozy insistió en que teniendo en cuenta que la "amenaza se renueva sin cesar, la adaptación y el refuerzo permanente del dispositivo de lucha contra el terrorismo islamista es una prioridad absoluta".

Hollande respondió a las críticas haciendo un llamamiento a la unidad nacional contra el terrorismo. "Somos un país fuerte que es capaz de superar todos sus retos. Ha habido muchos estos últimos meses y hemos dado un buen ejemplo al mundo por la unidad y la cohesión", declaró el jefe del Estado francés desde Niza.

En su segunda intervención pública desde el atentado, tras un primer discurso en la madrugada de ayer, Hollande reclamó "esta unidad, esta cohesión, esta fuerza para que Francia sea más fuerte que los que la quieren hacer daño".

El presidente socialista añadió que "somos capaces de vencerles porque somos una Francia unida". Hollande, que está en su quinto y último año de mandato, aseguró que "se habían tomado todas las disposiciones" en esa turística localidad mediterránea para garantizar la seguridad "en la medida de lo posible".

Hollande había anunciado el pasado jueves, horas antes del atentado, que el 26 de julio iba a levantar el estado de emergencia que estaba en vigor desde los atentados yihadistas del 13 de noviembre en París, y que se reduciría el dispositivo militar antiterrorista en territorio francés de 10.000 a 7.000 soldados. De madrugada, tuvo que dar marcha atrás a ambas medidas tras la matanza de Niza, y además reclamó a la Gendarmería que llame a sus reservistas para reforzar el dispositivo de seguridad. Además Hollande anunció que dará orden de intensificar las acciones militares en Siria e Iraq, que Francia bombardea regularmente para erradicar al grupo terrorista Estado Islámico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios