Los dos principales candidatos en Irán se atribuyen la victoria en las urnas

  • La elevada participación, sobre todo de jóvenes y mujeres, y la ausencia de incidentes, las notas más destacables de la jornada · La apertura de los colegios se tuvo que ampliar hasta la medianoche

La elevada participación, sobre todo de jóvenes y mujeres, y la ausencia de incidentes reseñables fueron las notas más destacadas de las elecciones que se celebraron ayer en Irán, donde más de 46 millones de electores eligieron a su presidente.

Nada más cerrarse las urnas el candidato reformista Mir Husein Mousavi se adjudicó la victoria y se declaró "vencedor definitivo" en la primera vuelta. Instantes después, la agencia oficial IRNA aseguraba que el actual presidente, el conservador Mahmud Ahmadineyad, había ganado las elecciones.

Desde que los colegios abrieron a las 08:00, las largas colas, las aglomeraciones a las puertas de las mezquitas y de las escuelas habilitadas para el voto fueron las imágenes que se repitieron en todas los rincones del país, donde reinaba un ambiente de fiesta.

El horario para poder votar tuvo que irse ampliando ante la enorme afluencia de votantes. Finalmente se habilitaron los colegios hasta la medianoche iraní, lo máximo permitido por la ley.

Los iraníes decidían si deseaban que al actual presidente, Ahmadineyad, repitiese mandato, o si preferían entregarle el testigo del Gobierno a uno de los tres candidatos de la oposición: el independiente pro reformista Mousavi, el clérigo aperturista Mehdi Karrubi y el conservador Mohsen Rezai. Los pronósticos apuntaban a que la victoria final se la disputaban Ahmadineyad y Mousavi, que fue primer ministro entre 1981 y 1988.

En la entrada de los colegios del norte de Teherán, la mayoría de los votantes se inclinaban por Mousavi, que ha logrado despertar una nueva ilusión entre los jóvenes y sobre todo entre las mujeres, que ayer acudieron en masa a las urnas.

En el sur, la zona más empobrecida de la capital, la mayoría de los habitantes se decantaban, como en 2005, por Ahmadineyad, pero, al contrario de lo ocurrió entonces, también se contaba un gran número de partidarios de los candidatos reformistas y del aspirante conservador Rezai.

"Estoy contenta porque veo que el pueblo ha roto con el aislamiento que se había impuesto a sí mismo y ha reaccionado para impedir el deterioro de su país", explicó la cineasta iraní Maniye Hekmat.

Como una más de los miles de iraníes que ayer se acercaron a las urnas, Hekmat detallaba desde la larga cola de la Madrasa de Ershad, en el norte de Teherán, que ha llegado "el momento del cambio y la libertad en Irán". "Voy a votar a Mousavi porque este candidato tiene todos los atributos para ser un buen presidente, como la grandeza, la autoridad y la franqueza, el prestigio y el arte. Es un orgullo para Irán", apostilló la directora de Tres Mujeres, cinta aclamada en la Berlinale.

Más al sur, en los alrededores del Gran Bazar, Husein Abeli, un joven mensajero de apenas 19 años, mostraba con orgullo su voto por Ahmadineyad ya que "ha ayudado mucho a los pobres, ha construido pozos, carreteras y escuelas. Es un buen creyente y un buen presidente".

La participación también fue numerosa en las principales ciudades del país y en las zonas rurales, según datos ofrecidos por el Ministerio de Interior. Es en los pueblos donde Ahmadineyad tiene más apoyo, mientras que los partidarios de Mousavi se concentran sobre todo en los núcleos urbanos y las regiones donde viven las minorías del país, como los kurdos o los armenios.

Algunos observadores de la campaña de Mousavi y Karrubi se quejaron de irregularidades en algunos colegios. "En general va bien, pero tengo que estar muy atenta porque muchas veces olvidan estampar el sello en la papeleta a los que ya han votado", explicaba Beshat Shardaz, observadora de Mousavi en una madrasa del sur de Teherán.

Los resultados finales, que deben ser validados por el poderoso Consejo de Guardianes, se conocerán 24 horas después del cierre de los colegios. En caso de que ninguno de los cuatro candidatos consiga más del 50% de los votos emitidos y considerados válidos, deberá celebrarse una segunda vuelta el próximo viernes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios