El reclutador de chicas para Berlusconi cobraba por influir en el Gobierno

  • Gianpaolo Tarantini llegó a percibir 150.000 euros al año de un grupo empresarial para condicionar al primer ministro italiano.

Comentarios 5

Gianpaolo Tarantini, el encargado de reclutar chicas para las fiestas del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, cobraba dinero para ejercer su influencia sobre el Gobierno, según Corriere della Sera. Tarantini, que es investigado por un caso de fraude en la gestión de su negocio hospitalario, llegó a cobrar 150.000 euros al año del Grupo Intini para que ejerciera su influencia sobre Berlusconi.

Enrico Intini, consejero delegado del grupo del mismo nombre, aseguró al Corriere della Sera que el servicio de Protección Civil tiene una lista de empresas con las que trabaja en situaciones de emergencia y que él quería que su negocio formara parte de ese grupo de empresas. "Estas relaciones de Tarantini derivaban de su conocimiento de Berlusconi. No hay duda. Hablamos de una relación con un hombre potente, muy potente, y para un aspirante a lobbysta es el máximo", aseguró.

Las escuchas telefónicas practicadas a Tarantini durante la investigación judicial han llevado a la justicia italiana a indagar sobre un posible caso de inducción a la prostitución durante el reclutamiento de chicas para las fiestas de Berlusconi.

En una entrevista concedida a una revista del corazón de su propiedad, Berlusconi asegura que nunca ha pagado por mantener relaciones sexuales con ninguna mujer. "Nunca he pagado por una mujer. Nunca he entendido qué satisfacción puede existir si no existe el placer de la conquista", afirma el político en una entrevista al semanario italiano Chi.

Berlusconi se refiere a las declaraciones de la joven Patrizia D'Addario, quien asegura que cobró 1.000 euros por asistir a una de sus celebraciones y que ha presentado a la Justicia italiana grabaciones sobre los eventos. El primer ministro explica que, si hubiera sospechado que en su entorno había prostitutas de lujo, se habría quedado a mil millas de distancia.

Por otro lado, periodistas de la televisión pública RAI han emitido un comunicado en el que critican las elecciones editoriales de la dirección en la cobertura sobre los escándalos que rodean a Berlusconi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios