Los socialistas franceses votan por Ségolène como la mejor carta contra Sarkozy

  • Los militantes serán de nuevo los que elijan en otra votación el día 20 al sucesor de Hollande como primer secretario

Ségolène Royal, la que fuera candidata socialista a las elecciones presidenciales de 2007, fue la gran ganadora del voto de los militantes del partido, cuyo resultado constituye un revés para la actual dirección del PS de cara al congreso de la semana próxima.

Según las cifras comunicadas por la dirección del Partido Socialista (PS), la moción liderada por Royal obtuvo el 29% de los sufragios de los militantes.

La ex candidata presidencial llamó a la unidad de la formación en sus primeras palabras. "Necesitamos poner en movimiento la cohesión y la unión de los socialistas, y reunir todos los talentos que existen en el interior del partido".

Royal pidió el respeto del resultado y indicó que iba a llamar por teléfono a sus rivales para iniciar conversaciones "con todo el mundo, sin exclusividad".

Por último estimó que su resultado le "daba legitimidad" para dirigir el PS que se formará en el congreso en función de la proporción de votos obtenidos.

Los militantes socialistas estaban convocados a votar entre las seis mociones que competían para representarlos en el congreso que se celebrará en Reims el 15 y 16 de noviembre.

Royal, presidenta de la región Poitou Charentes, quedó por delante del bloque encabezado por el alcalde de París, Bertrand Delanoe (25%), que contaba con el respaldo del primer secretario de la formación, François Hollande, y que pretendía suceder a éste tras la cita de Reims.

Con un porcentaje también del 25% quedó la alcaldesa de Lille, Martine Aubry, que tenía el apoyo de las facciones vinculadas a otros dos de los barones del partido, el ex primer ministro Laurent Fabius y el actual director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn.

El candidato del ala más izquierdista, el eurodiputado Benoît Hamon, logró un 19% de los 128.978 votos depositados en las urnas de más de 3.000 secciones por todo el país, lo que supone una participación de más del 55%.

Hollande, ex pareja de Royal, afirmó ayer que la victoria de ésta "no le permite ser mayoritaria en el PS" y pidió a las cuatro mociones que han conseguido resultados significativos que busquen "el camino de una unión".

De aquí al congreso se espera que se lleven a cabo negociaciones para formar eventuales alianzas entre esas cuatro facciones para hacerse con el control de la formación socialista, y designar al próximo primer secretario, un puesto para el que Royal había dicho hace unas semanas que no pensaba presentarse.

Los militantes serán de nuevo los que elijan en otra votación el día 20 al sucesor de Hollande, que lleva once años al frente de la formación, y del que no se excluye que se presente como candidato socialista a las próximas presidenciales francesas, que deben celebrarse en 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios