Las tropas británicas lanzan una operación contra los talibanes

  • La misión aérea se produjo sobre uno de los feudos talibanes del sur de Afganistán, amparada bajo el mando de la OTAN.

Las tropas británicas han lanzado "una de las mayores operaciones aéreas de los tiempos modernos" en la provincia de Helmand, feudo talibán en el sur de Afganistán, aseguró el mando militar de la OTAN.

Según un comunicado de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), misión militar bajo mando de la OTAN, unos 500 soldados participan en este "ataque aéreo masivo", aunque no han facilitado, por el momento, una cifra de bajas talibanes.

También la coalición liderada por EEUU, que actúa paralelamente a la ISAF -misión bajo la cual se hallan los británicos-, participa en el ataque, bautizado como Operación Garra de Pantera.

Unos 350 soldados británicos se descolgaron el pasado viernes de doce Chinook, apoyados por trece helicópteros de combate, entre ellos los poderosos Apache y Black Hawk, además de aviones no tripulados, según detalló la OTAN.

Estas tropas están encuadradas en el Tercer Batallón del Regimiento Real de Escocia, 3 SCOTS, conocido como The Black Watch, y han llevado a cabo ofensivas durante los últimos cuatro días contra los talibanes en el distrito de Babaji, situado en Helmand, uno de los bastiones insurgentes.

Otros soldados del mismo batallón han acudido a la zona, al norte de la capital helmandí, Lashkar Gah, con artillería pesada, así como personal especializado en la desactivación de artefactos explosivos improvisados (IED, siglas en inglés), una de las armas más usadas por los talibanes junto a los lanzagranadas y los rifles automáticos "kalashnikov".

En total, 500 militares de las tropas internacionales, que han tomado el control de varios puntos estratégicos del distrito pese a los ataques talibanes, participan en la ofensiva, según la OTAN.

"Ha sido una gran operación de ataque aéreo con un gran número de helicópteros del Reino Unido y de Estados Unidos. Encontramos resistencia pero pudimos establecernos firmemente en el área", declaró en la nota el teniente coronel Stephen Cartwright, comandante de "The Black Watch".

La OTAN aseguró que los soldados se incautaron de 1,3 toneladas de opio y abundantes explosivos ayer en una redada contra un refugio talibán en la zona.

El mando militar de la Alianza Atlántica aseguró haber dado muerte a varios talibanes, aunque no especificó a cuántos.

Un portavoz de la ISAF, el teniente coronel Nick Richardson, admitió que la operación ha sido posible gracias al despliegue de más tropas estadounidenses en la volátil provincia de Helmand.

En 2006, los británicos dieron un paso adelante al aceptar llevar el peso de la lucha contra los talibanes en Helmand, algo que descargó a las tropas estadounidenses, las más activas en ofensivas contra los insurgentes en la vecina Kandahar y el este afgano.

El despliegue británico coincidió con una ola de violencia talibán, que habían recuperado territorio en el sur afgano años después de la violenta ofensiva estadounidense en 2001 y 2002.

La ISAF, que actualmente tiene en Afganistán más de 60.000 soldados, ya está empezando a desplegar entre 8 y 10.000 militares más para garantizar la seguridad ante la celebración de los comicios afganos del 20 de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios