ARCO abre sus puertas en un ambiente de optimismo

  • Carlos Urroz, director de la feria de Arte Contemporáneo, cree que es más rentable hoy invertir en arte que hacerlo en Bolsa o en compañías inmobiliarias

ARCO, la feria internacional de Arte Contemporáneo, arranca esta semana en Madrid con el convencimiento de que el arte es un "valor seguro" y un negocio recomendado incluso por las agencias de calificación, según su director, Carlos Urroz.

En tiempos de turbulencias como los que se viven, "las cosas más excepcionales son las más demandadas", sostiene Urroz en una entrevista con Efe, y recuerda que agencias como Standard & Poor's aconsejan invertir en arte antes que en Bolsa o en activos inmobiliarios.

"El mercado está sano", según Urroz (Madrid, 1966), para quien ventas récord como Los jugadores de cartas, de Cézanne, ponen de manifiesto la "capacidad de atracción" del arte, aunque él prefiera otro modelo de negocio como el que representa ARCO.

"Como director de la feria preferiría 500 ventas de 500.000 euros antes que una de 250 millones", dice en alusión a la cantidad pagada por el Cézanne en Qatar.

Esta compra récord es para el director del certamen un "símbolo" de que los grandes coleccionistas están hoy "en sitios distintos". ARCO, informa, ha realizado un estudio sobre coleccionismo en los Emiratos Árabes y está pendiente de este tipo de movimientos.

La crisis, más que amoldar los precios del arte a la baja, lo que ha hecho es aumentar la disponibilidad de obras, de forma que ahora no hay "lista de espera" para adquirir la obra de un artista.

"Eso se ha perdido, pero posiblemente no sea una gran pérdida", señaló Urroz, para quien lo actual puede ser "una vuelta a la sensatez".

Este es el segundo año de Urroz al frente de ARCO. Para el crítico de arte madrileño, un buen cuadro de Morandi o de Bacon son una apuesta mejor que las obras iconográficas que en ocasiones atraen al público de la feria. "Estamos en tiempo de construir cosas duraderas más que de impresionar", explicó.

Piezas más polémicas y menos visuales de artistas sorprendentes como Santiago Sierra "son una queja o una reivindicación mucho mayor que esas piezas tan mediáticas".

Urroz lamentó que la gente vaya a ARCO sólo a ver obras llamativas y aconsejó a los visitantes que cojan el libro del "artista destacado", realizado a partir de la apuesta por un creador que ha hecho cada una de las galerías presentes en la feria, "y elija la obra que le guste".

Desde ARCO "creemos que la gente tiene que venir con la mente abierta a descubrir su obra ideal, no a ver la obra que ha salido en los medios de comunicación. Es más gratificante descubrir", dice.

Uno de los artistas que estará muy presente en ARCO, que abrirá sus puertas el próximo miércoles, será Antoni Tápies, del que se proyectará un vídeo realizado por RTVE, aunque el mejor homenaje al artista catalán, en opinión de Urroz, será "que haya buenas obras y que se vendan todas".

Tápies estará "perfectamente" representado en Selon, Soledad Lorenzo, la galería de su hijo Toni Tápies y la de Elvira González, con unas obras "que seguramente suban de precio" aunque lo importante es "que se mantenga la calidad de sus piezas y no se inunde el mercado con cualquier cosa que hizo Tápies".

ARCO será una feria "muy contemporánea" con destacadas piezas de artistas emergentes que convivirán con las clásicas que atraen a un determinado coleccionismo procedentes de galerías como Torbandena, Guillermo de Osma o Leandro Navarro, que este año celebra sus 40 años en el mundo del arte.

Frente a la crisis, los responsables de ARCO consideran que el mantenimiento del número de galerías, la presencia internacional y la respuesta de los coleccionistas extranjeros son buenos síntomas que invitan al optimismo y demuestran que existe "un interés" por acudir a España.

A pesar de ello, señala, la imagen negativa que existe en el exterior sobre la situación económica española ha influido en la presencia de algunas galerías y en el ánimo de los coleccionistas. Urroz reconoció que han sido varias las salas que han mostrado su interés por el proyecto de ARCO "pero que han preferido esperar a que mejore la situación económica".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios