ARCOPensando el futuro

  • Latinoamérica y el arte más emergente tendrán más espacio en la próxima edición

La 29 edición de la feria de arte contemporáneo ARCO cerró ayer sus puertas con un balance positivo, más ventas que el pasado año y un número de visitantes que ronda las 150.000 personas. El director general de Ifema, Luis Eduardo Cortés, dijo ayer que tras los contactos mantenidos con la mayoría de los galeristas de la cita madrileña con el arte, "el resultado es positivo desde el punto de vista comercial. Se han superado las expectativas de ventas". Cortés y la directora de ARCO, Lourdes Fernández, señalaron que, ya desde hoy, se pondrán a trabajar en la próxima edición de la feria en la que se repensarán muchos aspectos, como una mayor atención a los países latinoamericanos así como al arte más emergente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios