"Adoro escuchar a músicos que saben lo que son y lo que quieren"

  • La cantante, una de las grandes voces del jazz contemporáneo, llevará lo mejor de su obra en una de las que serán las grandes veladas del certamen sexitano

Dianne Reeves llega esta noche al Festival de Jazz en la Costa como uno de los grandes nombres que desfilarán por el certamen este año. La cantante se encuentra entre las grandes voces actuales.

-Las reglas de la música han cambiado desde que comenzó el jazz hasta nuestros días. ¿Qué opina de lo que sucede ahora mismo?

-Yo crecí escuchando música y cantantes que habían salido casi siempre de un entorno religioso. Cada uno buscaba sus características propias, su personalidad para encontrar su sitio. Es algo que noto más en los raperos ahora que en la música pop. Tengo la impresión de que en la música popular los intereses de la industria producen un nombre original y luego cinco clones idénticos. El milagro de la vida es que cada uno de nosotros somos únicos, pero mirando lo que se publica creo que la industria de la música no tiene en cuenta las cualidades de cada uno.

-Se le elogian los discos, pero sobre todo los directos. ¿Cuál es el secreto?

-Siempre he tendido a mi alrededor muy buenos músicos y si haces una piña con ellos terminas siendo una familia. A la hora de prepararnos, desarrollamos una pacífica, equilibrada y familiar existencia, con mucha confianza, algo básico para hacer buenos conciertos es estar cómoda y en confianza.

-Pero siempre en la senda de la Vaughan...

-Claro, ella fue la que abrió un mundo lleno de posibilidades. En lo que más me influyó fue en cómo usar mi instrumento. Mi intención ha sido siempre la de buscar mi propia verdad, artística y personal y ella fue la que me abrió la puerta, la que me hizo ver y decir: "Así , así".

-Y como oyente ¿qué busca encontrar en un artista?

-Adoro escuchar a artistas que tienen claro lo que son y quieren. Y me refiero más que a la voz a su espíritu, a los que consiguen llegar a lo más hondo del espíritu humano y me pone el vello de punta, así que escucho mucha música diferente.

-En alguna ocasión usted ha cantado a Peter Gabriel o Leonard Cohen. Ahora a Minie Ripperton. ¿Le atrae el pop?

-Los estándares llegan porque a la cultura popular le gustan ciertas canciones que oye. Muchos de esos temas surgen cuando músicos de jazz cogen canciones populares y del pop para convertirlas en estándares. Es así porque no es tan frecuente que la cultura popular se fije en un tema de jazz y diga que es un clásico.

-¿Podemos hablar de favoritos?

-Tengo una par de discos interesantes con una de tomas distintas de Aretha Franklin y unos maravillosos discos de Sam Cooke, al que escucho mucho y me encanta de verdad.

-Muchos de sus éxitos han ocurrido en la última época, muchos Grammys, también cine... ¿Cuál fue su motivación en los comienzos?

-Viene a ser la misma que ahora. En aquellos primeros años estaba tratando de situarme y conocer mis posibilidades. Hice discos, giras, tenía grupos... Eso fue lo que me mantuvo en activo, es lo mismo que me activa a día de hoy, el viaje. Y según lo hacía, he notado que más gente que se ha ido interesando por mí.

-¿Ha notado que el público es diferente ahora que entonces?

-Sí, claro, el tipo de público que me escucha es muy diferente. Creo que hay quien oye mis discos y luego descubre que los conciertos son distintos, cada vez, cada noche, descubre que es una experiencia viva y única, y yo noto que se convierten en fijos.

-¿Cómo surgió su participación en la película 'Buenas noches y buena suerte'?

-Al parecer yo estaba en su punto de mira de los responsables. Me mandaron un guión y querían que cantase. En un principio no terminé de creerlo, pero en el estreno sentí sorpresa porque nunca me había visto en una pantalla tan grande.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios