"Ahora es cuando necesitamos la música más que nunca en la vida"

  • La cantante ofrece esta noche un concierto extraordinario en el Auditorio Falla junto al pianista Love Derwinger con un repertorio de Schubert, Mahler, Liszt o Falla

La soprano norteamericana Barbara Hendricks llega esta noche al Auditorio Manuel de Falla, a las 20.30 horas, para interpretar, acompañada al piano por Love Derwinger, un repertorio con obras de Franz Schubert, Gustav Mahler, Franz Liszt, Samuel Barber y las Siete canciones populares españolas de Manuel de Falla. El concierto de la Premio Príncipe de Asturias de las Artes de 2000 se enmarca dentro de un recital extraordinario de la temporada del Auditorio.

Hendricks, que además de soprano es cantante de jazz, lleva también casi 20 años colaborando con el Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas. Desde ese punto de vista, ¿puede la música cambiar el mundo? Su voz suena al otro lado del teléfono: "No en un sentido amplio", dice. "La música es una de las cosas más importantes de la vida. No creo que pueda cambiar el mundo, pero sí que puede hacer otras cosas".

La soprano considera que si han sobrevivido el paso del tiempo con tanta elegancia y exquisitez obras de Mozart, de Mahler o de Beethoven es, sencillamente, por "son la gran herencia cultural que tiene el ser humano". "Esas obras nos hablan todavía", añade.

No se atreve a decidir quién es su autor favorito. "Es imposible decidir qué es lo que me gusta más", comenta. "Hay muchos compositores que me encantan, pero todos son diferentes y todos han escrito cosas diferentes. Son unos genios. Podría mencionar, por ejemplo, a Duke Ellington, pero en realidad me gusta toda la música".

¿En que vertiente musical se siente más cómoda, an la música clásica o en el jazz? Ella señala: "En cualquiera de las dos. Doy el 100% cuando canto. En todo lo que hago siempre intento hacerlo mejor".

Nacida en Arkansas, Barbara Hendricks se graduó en música en la Julliard School of Music de Nueva York. También es graduada en Matemáticas y Química en la Universidad de Nebraska. Debutó en 1974 y, desde entonces, ha actuado bajo la batuta de directores de la talla de Karl Böhm, Herbert von Karajan, Leonard Bernstein, Zubin Mehta, Lorin Maazel, Yehudi Menuhin o Sir Georg Solti. Pese a haber nacido en Estados Unidos, es ciudadana sueca, país donde reside desde hace décadas. "Mis hijos son europesos y yo quise tener su misma nacionalidad, ser parte de ellos. De hecho, he vivido la mitad de mi vida en Europa. No tengo ningún problema porque puedo seguir la política internacional a través del Herald Tribune. También encontré que los países europeos son muy excitantes. Me gustan mucho las diferentes culturas y gente de distintas nacionalidades que viven juntos. En eso, yo tengo mucho en común con ellos".

Desde su debut en el Town Hall de Nueva York en 1974, Hendricks está considerada como una de las principales recitalistas de su generació, Aparte de su amplio repertorio de lieder alemás, está especializada también en la música francesa, norteamericana y escandinava.

En su faceta como cantante de jaz, Barbara Hendricks debutó en el Festival de Jazz de Montreux en 1994 y, desde entonces, actúa regularmente en los principales de jazz que se celebran por todo el mundo con el grupo Magnus Lindgren Quartet. Su versatilidad ha hecho que interprete algunas de las principales óperas de la historia de la música, como Las bodas de Fígaro, La flauta mágica o Idomeneo, de Mozart, Carmen, de Bizet o Eugene Oneguin, de Tchaikovsky. Su catálogo discográfico abarca más de 80 ediciones de discos acompañada por diferentes pianistas, como Dmitri Alaxeev, Maria Joao Pires, Yuri Egorov, Love Derwinger, Michel Dalberto, Ralf Gothoni, Radu Lupu o Staffan Scheja.

La soprano considera que la crisis financiera internacional sí está afectando seriamente a la música. "Está en una situación difícil, reflexiona. En estos momentos, los políticos no consideran la música como una prioridad. Aunque la crisis está afectando a todo. Vivimos unos tiempos difíciles,. Por eso ahora necesitamos la música en la vida más que nunca".

No es la primera vez que Barbara Hendricks actúa en Granada. "En la ciudad hay un patrimonio cultural muy rico. Ese patrimonio es el que nos hace crecer a todos un poco", comenta. "Y España tiene, además, unos auditorios fantásticos. Me gusta mucho actuar en España" .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios