Albaladejo construye una historia romántica con final feliz

  • 'Nacidas para sufrir', con Ozores y Petra Martínez, habla de dos mujeres que se quieren

El cineasta Miguel Albaladejo, que ayer presentó en Barcelona su nueva película Nacidas para sufrir, protagonizada por Adriana Ozores y Petra Martínez, considera que ha construido una comedia romántica, con final feliz, "de dos mujeres que se quieren".

Acompañado por las principales intérpretes del filme, Albaladejo, que participará en la Berlinale con este proyecto el próximo día 16, explicó, en rueda de prensa, que ha querido mostrar la relación que se establece entre dos mujeres de un pequeño pueblo, con algunos momentos duros, aunque siempre aderezados con su particular sentido del humor.

En esta comedia de mujeres, Flora (Petra Martínez), una solterona de más de 70 años, ve cómo se acerca el final de su vida y teme que sus tres sobrinas, la única familia que le queda, la acaben ingresando en una residencia y vendiendo su casa.

Su única tabla de salvación la ve en Purita (Adriana Ozores), la muchacha que vive con ella desde hace años y que la ha ayudado a cuidar a sus ancianos parientes, a la que acabará pidiendo en matrimonio para que la cuide hasta el final y no tener que dejar su herencia a unas sobrinas que sólo la visitan un par de veces al año.

Albaladejo comentó que Flora es alguien a quien le encanta mandar, mientras que a Purita le gusta que le organicen la vida y que le den collejas. "Sin embargo -advierte- no he intentado realizar una película de denuncia, ni de hechos horrorosos que ocurren en nuestra sociedad actual".

A pesar de que la boda entre estas dos mujeres pueda verse como una unión de intereses, sin sexo, el director y guionista de la historia subraya que "el sexo puede ser mucho más amplio que lo que es obvio" y agregó que "en la película hay mucho sexo reprimido, aunque ellas nunca lo reconozcan".

Ozores, que ya había trabajado con el director alicantino en La primera noche de mi vida, señaló que no conoce a nadie como Purita, aunque a la hora de meterse en la piel de una mujer así -del ámbito rural, sin apenas estudios- sí tuvo en cuenta algunas referencias de mujeres que son parecidas a ella.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios