Juan Alfonso García recibe la Medalla de Honor del Festival

  • El certamen resalta la "trayectoria profesional y el magisterio" del compositor y organista de la catedral sobre la nueva generación de creadores contemporáneos

El compositor pacense afincado en Granada Juan Alfonso García recibió ayer la Medalla de Honor del Festival Internacional de Música y Danza en reconocimiento a su "trayectoria profesional y su magisterio", según explicó el director del certamen, Enrique Gámez. Juan Alfonso García recibió la medalla de manos de otro compositor, José García Román, quien resaltó la enorme influencia había tenido entre los autores contemporáneos de la ciudad.

En el acto de entrega, Enrique Gámez destacó la trayectoria de García, organista de la Catedral de Granada, y la importancia de su obra, mucha de la cual fue estrenada a lo largo de los años en las diferentes ediciones del festival. Es el caso de Paraíso cerrado, en 1982, o Epiglesis I, en el año 2000. "A Juan Alfonso García se le considera , junto a Manuel Castillo, pilar de la modernidad en la música andaluza", dijo Gámez. "Discípulo de Valentín Ruiz Aznar, ha sido un músico que ha influido en toda una generación de compositores, como José García Román o Francisco Guerrero".

José García Román, por su parte, destacó del galardonado que era "un hombre de verdadero mérito, humanista y compositor de gran talento". "Cansado de las vanguardias de los años cincuenta y sesenta, dijo que el compositor debe recuperar la modernidad, la fantasía y lo lúdico", señaló García Román.

El compositor granadino criticó a la sociedad actual, una "sociedad de especial culto al brillo" en la que prolifera la banalidad y el autobombo de muchos creadores. "Cuatro compases de Noches en los jardines de España", dijo García Román, "podrían dinamitar la obra de muchos compositores de hoy".

Respecto a la actitud de Juan Alfonso García de no buscar ni la alharaca ni la fama, García Román manifestó: "Las estrellas no compiten. Están en el firmamento ofreciendo su brillo". También criticó la actitud de Granada de no reconocer el valor de muchos de sus creadores: "Granada", sentenció, "ciudad a la que tanto le cuesta sumar, debería reflexionar sobre su urbanismo urbano".

Juan Alfonso García, por su lado, dijo: "Yo al festival le tengo ahora una nueva deuda. Ya estaba en deuda con él. Al festival le debo mi primer gran encargo. Yo nunca he sido competidor y no me ha gustado competir en concursos. Por eso, para darme a conocer, he necesitado que se me encarguen algunas obras, y el festival lo hizo con Paraíso cerrado, una obra de la que Tomás Marco decía que sólo por ella habría entrado en la historia de la música". "Me siento muy agradecido a todos los que han promovido mi nombre para esta medalla", dijo al recibir una larguísima ovación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios