La Alianza de Paisajes Culturales pide más protección para sus espacios

  • Granada, Aranjuez, Elche, Las Médulas e Ibiza se reúnen para unificar sus intereses

El Palacio de Carlos V sirvió ayer de escenario para el encuentro de los representantes de las ciudades que ostentan la declaración de Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad, entre las que se encuentra Granada. Esta reunión no sólo ha venido a ratificar el compromiso adquirido en la Declaración de Aranjuez de diciembre de 2007, sino que busca aunar nuevas fuerzas para reivindicar el reconocimiento y la preservación de los parajes españoles con un adecuado desarrollo económico ante la inminente formación de la Alianza Internacional.

Granada, que tiene como representante a la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, forma parte del grupo fundador español junto a otros tres entornos: la ciudad de Aranjuez, con su alcalde Jesús Dionisio Ballesteros al frente -y que también ejerce de secretario general de la Alianza-, el Palmeral de Elche, con Encarna Marco como representante, la isla de Ibiza, personificada en Joan Rubio y las minas de oro de Las Médulas (Castilla-León).

"Tenemos conciencia de que nos necesitamos y de que hay más posibilidades estando asociados", señaló Ballesteros. Así, el documento que se firmó en Aranjuez no sólo es un proyecto para España, sino que "nace con vocación mundial", por lo que en septiembre se constituirá definitivamente una alianza internacional integrada por 60 paisajes culturales en Sintra (Portugal).

En opinión del secretario, las características de las ciudades históricas o los monumentos están muy bien definidas, pero no así las de los paisajes culturales, que "tienen una dimensión que aún no es entendida por el ciudadano". Villafranca señaló al respecto que la declaración de paisaje cultural "cada vez va cobrando más fuerza" y que constituye una "estrategia de futuro" para la Alhambra. Recordó también que el día que se incorporó el cargo de directora del Patronato ya definió al recinto nazarí como "espacio cultural", anticipando lo que ahora es.

Los tres representantes españoles coincidieron con el secretario general cuando recordó que buscan mantener un compromiso con "la huella de las civilizaciones a la vez que potenciar el desarrollo" de la sociedad: "Queremos respetar las culturas anteriores a la vez que permitir que la sociedad actual deje su propia huella".

Este proyecto de alizanzas cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura y la colaboración de la Organización de Ciudades del Patrimonio Mundial y Patrimonio Nacional. La UNESCO contempla la figura de Paisaje Cultural como espacio de todo el mundo que combina el paisaje con el trabajo del hombre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios