Alumnos del Conservatorio de Danza presentan 400 partes de lesiones

  • Los estudiantes de concentran ante las puertas del centro para exigir la urgente reforma en el suelo de la sala de ensayos que provoca continuos accidentes

La culpa la tienen seis centímetros; es el espacio que debe haber entre el parqué y el suelo para que las vibraciones no afecten a los alumnos. Y es la razón por la que los estudiantes del Conservatorio Profesional de Danza Reina Sofía se manifestaron ayer a las puertas del centro. Antes, presentaron ante la delegación de Educación cerca de 400 partes de lesiones por culpa de los seis centímetros que faltan en la sala de ensayos y que van desde hernias discales a rotura de ligamentos. "Llevamos ya varios años quejándonos del suelo en el que damos las clases porque hay un proyecto para su reforma de cerca de 240.000 euros que no se ha ejecutado todavía aunque está probado y es una exageración el parte de lesiones que tenemos teniendo en cuenta que somos cerca de 600 estudiantes", explican desde la asociación de alumnos del centro.

Como protesta, los bailarines están realizando paros lectivos, recogiendo firmas y recogiendo los partes médicos de los 'accidentados' alumnos. "Nos estamos jugando nuestra salud y nuestro futuro porque incluso a una compañera le ha salido hernia discal y el médico le ha dicho que o se opera o tiene que dejar de bailar", denuncian los representantes de los alumnos del Reina Sofía.

Y con las vibraciones haciendo mella en las articulaciones de los futuros bailarines, otra de las peticiones se centra en el techado del patio en el que tienen lugar las representaciones y en la calefacción "que se apaga cada dos por tres". "Es la gota que colma el vaso porque si no funciona la caldera no podemos dar clases porque con el frío es un cien por cien de posibilidades de lesión".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios