Amis: "Las mujeres tienen más poder de lo que es bueno para ellas"

  • El británico acaba de publicar 'La Viuda Preñada', una obra inspirada en la triste historia de su hermana, con quien acabó, dice, "la revolución sexual"

Las mujeres tienen hoy "casi más poder de lo que es bueno para la armonía de sus propias vidas", critica el británico Martin Amis, que acaba de publicar su nueva novela The Pregnant Widow (La Viuda Preñada).

Amis cree que el feminismo ha fallado a las mujeres: "Creo que su primera prioridad debería haber sido el exigir el reparto al cincuenta por ciento de las tareas domésticas. Pero el poder es obstinado y (las mujeres) han acumulado cada vez más".

"Tienen empleos y hacen casi todo lo que tiene que ver con los hijos y casi toda la administración de casa. No creo ser el único a quien no se le consulta sobre decisiones importantes de tipo doméstico", señala Amis en declaraciones al Daily Telegraph.

Su nueva novela, pese a ser una obra de ficción, está inspirada en parte en la triste historia de su hermana Sally, a la que considera en cierto modo una víctima de la revolución sexual de los años sesenta, de la que dice que fue "la mayor transformación social" por él vivida.

"Fue una ruptura tremenda con el pasado. Estaba en el aire. Uno sentía que algo estaba sucediendo. Era pavoroso e intoxicador al mismo tiempo. De pronto uno sentía que se liberaba de todas aquellas ataduras y se preguntaba cómo iba a navegar por esas aguas", recuerda el escritor.

Su hermana, que murió en 2000, no estaba preparada para "la vida moderna", era una chica psíquicamente "desequilibrada desde la adolescencia. Se fue a vivir a Estados Unidos con mi madre cuando tenía doce o trece años y volvió totalmente distinta (...)". "Creo que, creo que se había drogado mucho e ido a conciertos en camionetas llenas de Ángeles del Infierno con sólo trece o catorce años. A su regreso parecía que hubiese dejado de desarrollarse mentalmente", recuerda el escritor, que describe a su hermana como "patológicamente promiscua".

Con veinticuatro años dio en adopción a una hija, y buena parte de su vida la pasó en relaciones "miserables". En La Viuda Preñada, su historia, a la que da vida el personaje de Violet, la hermana más joven de su antihéroe, Keith Nearing, es emblemática de los efectos destructivos de la sociedad permisiva.

Amis culpa por encima de todo a la revolución sexual de la infelicidad de Sally: "Creo que habría tenido muchas dificultades en cualquier tipo de sociedad, pero si hubiese vivido en la primera mitad del siglo en vez de en la segunda, pienso que se las habría arreglado más o menos. Murió con 46 años. Fue como un colapso total".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios