Patricia Guerrero. Bailaora

"Ángel Barrios es un legado que no hemos descubierto en plenitud"

  • La artista granadina presenta en el Teatro Alhambra 'Los latidos del agua' su proyecto más personal.

Patricia Guerrero, la niña prodigio que dejaba boquiabiertos a los aficionados al baile, ha cumplido 23 años dando un paso al frente. Esta noche y mañana presenta en el Teatro Alhambra Los latidos del agua, un espectáculo en el que es responsable de cada detalle, desde la coreografía a la escenografía. Llega a su ciudad natal después de recibir el Giraldillo a la Artista Revelación en la última Bienal de Sevilla, un premio que se une en el aparador de su casa al premio El Desplante que ganó en el Festival de las Minas en 2007. Una revelación sobradamente conocida.

-En el programa de mano resalta el apartado de coreografías y dirección: Patricia Guerrero. ¿Siente que quiere ser ya responsable de todo lo que pasa en el escenario?

-Siempre eres responsable de lo que pasa en el escenario cuando eres tú sola la que bailas en él y con un grupo que te acompaña, eso lo llevo haciendo ya muchos años. La diferencia con este espectáculo es que hay que estar pendiente de muchos más aspectos relacionados con la escenografía, el diseño de luces, cómo encajar las escenas, elegir los temas adecuados, las coreografías... Es una labor más complicada pero si el resultado gusta es muy satisfactorio.

-Incluir al Trío Albéniz, decano del pulso y púa en España, en su espectáculo más ambicioso no deja de llamar la atención en una artista de apenas 23 años. ¿Ya ha pasado la edad en la que parece que hay que innovar en todo?

-Que artistas de la talla del Trío Albéniz me acompañen en este proyecto es un lujo que estoy disfrutando en cada ensayo y que la gente tendrá la oportunidad de disfrutar. Este espectáculo es todo lo contrario, es volver a atrás en el tiempo. Recuerdo una etapa de Granada muy especial y llena de grandes artistas. Una música que es un legado que tenemos en esta ciudad y todavía no hemos descubierto en su plenitud. La música de Ángel Barrios es inspiradora para el baile, yo he intentado acercarme lo más posible a la intención de sus temas y a lo que ellos me transmiten.

-Rescata un lugar de leyenda de la Alhambra, el Polinario. ¿Por qué lleva sus latidos del agua a este lugar? ¿Granada y su historia es su principal fuente de inspiración?

-El Polinario era ese corazón de la Alhambra al que acudían artistas de todos los rincones, pintores, poetas, músicos... Allí, entre ese mágico ambiente, entre jardines, fuentes, arroyos y aljibes se crió y creció Ángel Barrios y su música. Granada y su historia es mi inspiración porque fue en lo que se inspiró Ángel Barrios, sus temas huelen y saben a esta tierra y en eso me he basado, cosa que no me ha resultado muy difícil.

-¿Que le cante Arcángel es una muestra de la amistad que les une o una prueba del nivel que ha alcanzado?

-Llevo 2 años trabajando con él en algunos de sus espectáculos, hemos compartido ya muchas cosas y para mi era muy especial que el me acompañara en este espectáculo. Cuando se lo propuse no dudó en querer estar conmigo en este proyecto. Es un lujo para mi tenerlo.

-¿Qué recuerdo le queda de su etapa en los tablaos? ¿Es una experiencia que hay que tener pero hay que abandonar a tiempo para no quemarse?

-He estado en tablaos de Granada, Sevilla, Barcelona... En cada una de estas etapas te enriqueces y creces artísticamente sin darte cuenta, porque un diario es muy importante para un artista y para un bailaor, no sólo porque adquieres una resistencia y una fuerza física muy buena, sino que además te nutres de la experiencia de la improvisación y de eso que surge en los tablaos, debido la mezcla de diferentes artistas y puntos de vista que hacen que se creen momentos muy especiales que a lo mejor solo has vivido allí. Pienso que el diario lleva a la monotonía si uno quiere, hay que reinventarse continuamente para mantenernos vivos a nosotros y a los demás. Pasar por los tablaos hay que pasar. e incluso hay que pasar muchas veces aunque sea en etapas cortas o de vez en cuando, sobretodo para los bailaores, porque para mi punto de vista es una manera de mantenernos en forma y de enriquecernos continuamente.

-¿Vive en Granada o, como casi todos, ha tenido que hacer las maletas e instalarse en Sevilla?

-Actualmente vivo en Sevilla, llevo con este 6 años allí y la verdad no me arrepiento de haberme ido. Me han ocurrido cosas buenas y he encontrado en el camino a personas que me han ayudado y me han guiado en mi carrera. Ahora mismo Sevilla es una ciudad ideal para crecer en el flamenco.

-¿Cómo ha vivido el tránsito de joven promesa a una artista de pleno derecho a la que ya se puede criticar sin problemas?

-Por ahora estoy contenta con lo que hago y el trabajo que estoy realizando me llena, ese siempre ha sido mi lema. Así que para mi no ha habido cambio de joven promesa a nada, solo sigo siendo yo pero con un poco de más experiencia, al estrenar este espectáculo en un formato mas grande y más atrevido estoy más expuesta a críticas de todo tipo.... así que bienvenidas sean.

-¿Juan Andrés Maya decía que la crisis afecta menos a los bailaores que a los cantaores, ¿Cuál es su caso?

-En general la crisis ha afectado mucho a la cultural, así que pienso que a todos nos ha afectado a su manera. Pero personalmente fue una época de cambio de ciudad, de nuevos conocidos, de nuevas experiencias. En estos años me han pasado cosas buenas dentro de la crisis. Soy optimista, así que prefiero quedarme con lo bueno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios