Sin Ánimo de Lucro lleva al teatro los grandes amores del cine

  • l En el Teatro Alhambra hoy y mañana a partir de las 21:00 horas. Entrada, 14 euros. 'Amores rodados' cuenta todos los momentos por los que pasan dos parejas inspirándose en conocidas escenas de clásicos como 'Casablanca' o 'Gilda'

Hay amores apasionados como el de Ilsa y Rick en Casablanca. Infelices como el de Gilda. Absurdos como el que vivían Robert Redford y Jane Fonda en Descalzos por el parque. Que dejan frases tan dulces como las que Harry le decía a Sally... La compañía Sin Ánimo de Pulcro hablará hoy y mañana en el Teatro Alhambra del amor a través del cine en su obra Amores rodados, donde cuentan en un musical todas las fases y momentos por los que pasa una relación tomando como referencia las grandes películas románticas de los años 50, 60 y 70.

"El amor actual tiene mucho sacado del cine". La idea les surgió a Patricia Díaz y Cristina Almazán observando cómo en la vida real "muchas parejas se besaban, paseaban o pronunciaban frases hechas" como si fuesen protagonistas de un clásico. Díaz explica que el público se reconocerá en algunas de las escenas o textos de "obras maestras como Desayuno con diamantes, Casablanca, Breve encuentro, Abajo el amor, Johnny Guitar...".

Con una estética muy neoyorquina y una apuesta por el teatro musical cantado en directo, a esta comedia romántica se unen pinceladas de ironía y surrealismo.

Cuenta la historia de dos parejas: dos mujeres y dos hombres que vivirán el amor cotidiano, el que empieza, el que rompe esquemas, el incompatible. El que surge como un flechazo y el que hace sentir miedo... "Amores rodados comienza con la boda de una de las parejas y el flechazo de la otra". A partir de ahí, se inspiran en determinadas escenas o frases conocidísimas, como la discusión de la pareja en Descalzos por el parque. "En realidad puede resultar una situación muy triste pero los protagonistas son tan diferentes que termina convirtiéndose en una escena casi cómica y absurda".

Luz e Hipólito y Rita y Leo se verán reflejados en famosos personajes de cine a los que darán nuevos aires o giros inesperados. "Todo esto para dejar al descubierto el amor, las pasiones y las vilezas del ser humano que desde siempre y de forma tan recurrente e inagotable el cine acercó a nuestras vidas".

La compañía lanza preguntas al público: "¿Cómo ha influido el cine en la forma de besarnos, de declararnos, de discutir, incluso de mirarnos o caminar (juntos de la mano)?, ¿cómo han influido en nuestras vidas esas grandes bandas sonoras?, ¿qué pasaría si detrás de cada situación cotidiana de pareja sonara una música de violines reforzando cada palabra, cada gesto, cada mirada?".

La música de Amores rodados compuesta por Santi Martínezrecuerda a las grandes bandas sonoras que todo el mundo ha escuchado alguna vez. "La obra es un homenaje al cine y al musical", explica Díaz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios