Anticorrupción denuncia a la SGAE ante la Audiencia Nacional

  • La Fiscalía presume un supuesto desvío de fondos. La denuncia coincide con la elección de la nueva Junta Directiva de la entidad de gestión de derechos de autor.

Comentarios 9

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado en la Audiencia Nacional una denuncia dirigida contra la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) por un supuesto desvío de fondos en sus actividades, según informaron fuentes jurídicas. El escrito del Ministerio Público, que fue presentado hace unas semanas ante el Decanato de la Audiencia Nacional, responde a unas diligencias previas abiertas por este departamento a raíz de una denuncia que presentaron en noviembre de 2007 la Asociación de Internautas, la Asociación de Usuarios de Internet, la Asociación Española de Pequeñas y Medianas Empresas de Informática y Nuevas Tecnologías (Apemit) y la Asociación Española de Hosteleros Víctimas del Canon (Vache). 

La denuncia se basaba en la aparición en varios medios de comunicación de varias "supuestas ilicitudes cometidas en la gestión económica de los recursos de la SGAE". Los internautas denunciaban que los directivos de la entidad habían formado una trama societaria de empresas filiales en torno a la Sociedad Digital de Autores y Editores (SDAE) en las que las cantidades recaudadas en concepto de gestión de derechos de autor se invertían en actividades lucrativas para las mismas. 

Según estas asociaciones, la entidad denunciada incumplía, de esta forma, "el mandato legal que le exige que el reparto de los derechos recaudados se efectúe equitativamente entre los titulares de las obras o producciones utilizadas, pues supuestamente se estaría destinando dicha recaudación a mantener empresas privadas, que lo son de sus socios y que además envuelven un ánimo de lucro prohibido expresamente por ley".

A su juicio, estas actividades podrían ser constitutivas de los delitos de apropiación indebida, estafa y fraude de subvenciones que serían achacables a los responsables de las empresas que habrían llevado a cabo la "malversación" de sus recursos económicos y, de forma subsidiaria, al Ministerio de Cultura, como "principal fiscalizador de este tipo de asociaciones".

La denuncia de la Fiscalia Anticorrupción coincide con la elección hoy, mediante una asamble general extraordinaria, de la nueva Junta Directiva de la SGAE, el órgano de gobierno y representación de la entidad de gestión, que estará integrada por 38 socios, quienes formarán parte de la misma durante los próximos cuatro años. La jornada electoral se ha iniciado a las 10:00 y concluirá a las 20:00 con el cierre de las urnas. A ella están llamados un total de 8.271 socios (un 7,54% más que en las elecciones de 2007 - 7.691), que contabilizan 70.191 votos (un 18,73% más que en 2007 - 59.119). 

Los 38 integrantes de la Junta Directiva representarán a los distintos colegios profesionales de la Sociedad del siguiente modo: 7 en Gran Derecho (artes escénicas y música sinfónica); 16 en Pequeño Derecho (compositores y letristas); 7 en Obras Audiovisuales (directores-realizadores, argumentistas o guionistas y compositores audiovisuales); y 8 en Colegio Editorial (editores musicales).

Durante la primera sesión de la próxima Junta, convocada para el día 12 de julio, se designará al presidente de la SGAE y a tres vicepresidentes, así como al Presidente del Consejo de Dirección, cargo que en la actualidad desempeña Eduardo Bautista. 

A estas elecciones concurre la candidatura colectiva CPAC (Candidatura Profesional de Autores y Compositores) en la que figuran, entre otros en los diferentes Colegios, Ernesto Caballero, Yolanda García Serrano, Albert Guinovart, Blanca Li, Víctor Manuel, Teo Cardalda, Javier Limón, Alberto Comesaña, Manuel Gómez Pereira y José Luis Cuerda. Su más firme opositora es la candidatura DOM (De Otra Manera), encabezada por José Miguel Fernández Sastrón e integrada también por los compositores Óscar Gómez, Carlos González y Javier Losada y los realizadores Hugo Stuven y Claudio Byern Boyd, entre otros. Asimismo, se presenta una candidatura colectiva de Editores y las individuales de Antonio Ruiz Onetti (Gran Derecho), Luis Cobos Manglis (Pequeño Derecho) y Enric Gomà Ribas (Obras Audiovisuales). Está previsto que los resultados no se anuncien hasta este viernes.

La candidatura oficialista, CPAC, defiende en su programa que la entidad de gestión se ha convertido en "una organización económicamente sólida, tecnológicamente avanzada y socialmente comprometida". A su vez, reclama de los poderes públicos "un conjunto de leyes y reglamentos que protejan las obras y sus autores así como el desarrollo de unas industrias culturales independientes y competitivas". Esta candidatura asume los esfuerzos realizados por las SGAE en los últimos años en esta dirección.

Conscientes del "deterioro" en la imagen de la SGAE sufrido en los últimos años, la CPAC se propone "trabajar intensamente con los colectivos mas distanciados y los sectores mas beligerantes, explicando y tratando de convencer a todos de la aportación que los creadores realizan constantemente a la cohesión social y en general al enriquecimiento espiritual del imaginario colectivo". A la vez se comprometen a apoyar los proyectos emprendidos por la entidad y dan su confianza a Eduardo Bautista de quien destacan "su brillantez, entrega y acierto en la gestión".

Por su parte, en una carta dirigida a los socios de la SGAE y alojada en la web deotramanera.es, el sitio oficial de su candidatura (DOM), José Miguel Fernández Sastrón subraya que la imagen de la entidad no sólo "está deteriorada" por un "problema de comunicación", sino por "una determinada forma de hacer las cosas que ha contribuido a dar argumentos a quienes" ponen "en tela de juicio" los derechos de autor. "La desorientación actual, la falta de acuerdos y la consiguiente pérdida de ingresos por parte de los autores exige medidas y una gestión que vaya mucho más allá del estéril discurso de los últimos años, caracterizado por el victimismo y la falta de reacción. Nuestra obligación es asegurar nuestra supervivencia como autores en un mundo cada día más complejo pero lleno de grandes oportunidades", explica.

En su programa, José Miguel Fernández Sastrón considera prioritario, entre otros aspectos, "recuperar la buena imagen de la SGAE y sus asociados", adaptarse "a los retos tecnológicos presentes y futuros", "mejorar la representatividad del sector audiovisual", "apoyar a autores jóvenes" y fomentar "una política cultural eficaz y de alto espectro". Todo ello, como alternativa a un "triunfalismo" en el seno de la SGAE que, según él, no se "corresponde con la realidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios