Arte hoy

Antídoto contra los malos augurios

  • Artistas granadinos como Jesús Zurita, Joaquín Peña Toro o Simón Zabell reivindican su puesto de honor en un certamen

Con la concursística en activo proceso de análisis, cuestionándose ampliamente su filosofía y con cierto sector interesado de lo artístico en su contra, los certámenes de artes plásticas, siguen, sin embargo, manteniendo la expectación y posibilitando que sean uno de los pocos vehículos válidos para que la creación artística tenga una salida, al menos, segura e inmediata. Por eso, aunque, en las trastiendas de las sacristías, los más modernos -artistas sobre todo- pontifiquen sobre la muerte segura de los premios de arte y el poco interés que para ellos tienen este tipo de asuntos, se puede apreciar cómo la realidad es otra bien distinta.

En casi todos los certámenes de cierta entidad se ven, con absoluta fidelidad, cómo muchos de aquellos detractores acuden sin reservas -a veces agazapados tras los logotipos de sus galerías- en busca del resquicio por donde dar salida a un trabajo que, desgraciadamente, estaría abocado a permanecer eternamente en los fondos de las galerías o en los rincones de sus talleres. Argumentar proposiciones en contra de los concursos es, por tanto, dialéctica interesada para presumir de nada. La realidad es otra y los certámenes importantes están llenos de artistas interesados en que su obra sea, al menos, seleccionada y recogida en catálogos de cierta trascendencia.

El Certamen de Artes Plásticas de la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz ha cumplido su décima edición y lleva unos años siendo referente de una de las citas artísticas más importantes que existen en Andalucía. Esto se puede constatar en la colección que el mismo está generando y la presencia de los importantes artistas nacionales -algunos también internacionales- que se están viendo en las últimas convocatorias. Es, por tanto, un premio consolidado, atractivo y de muchísimo interés para casi todos. La nómina de los artistas que se presentan y a los que se les adquiere la obra así lo atestigua.

Este año, además, se había ampliado la cuantía de la Bolsa de Adquisición y se daba entrada a todas las tendencias creativas. El resultado ha sido una avalancha de obras -alrededor de quinientas- de todas las características artísticas y que dejaban constancia de los planteamientos que caracterizan la plástica contemporánea.

Algunos de los nombres que han sido seleccionados constatan hasta donde interesa este Certamen. Decir que en el catálogo del mismo están presentes autores tan señalados como Carmen Bustamente, Ángeles Agrela, Luis Quintero, Paco Montañés, Simón Zabell, David Escalona, Ming Yi Chou, Guillermo Mora, Miguel Carini, entre otros muchos, es tanto como plantear que se trata de la más absoluta realidad de nuestro arte más inmediato.

Estamos, pues, ante un Certamen de Artes Plásticas que forma parte del entorno más atractivo de la creación artística actual; lo que se manifiesta en la colección que la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz está configurando desde este Concurso.

Artistas de la talla de Jesús Zurita, Joaquín Peña Toro, Marisa Mancilla, Simón Zabell -parte del gran núcleo conformante de la plástica granadina contemporánea-, Gregorio Mariscal, Juan Luis Rodríguez de Medina, Pepe Cano, José Gallego, Antonio Vela y un largo etcétera, testimonian una realidad artística expectante y trascendente.

Los artistas cuya obra han sido adquiridas en esta convocatoria han sido: Simón Zábell, Sylvain Marc, Sabine Finkenauer, Guillermo Mora, Gloria Martín, David Escalona y Miguel Carini. Un palmarés que deja en suspenso los interesados augurios de algunos. Nos alegramos de ello y, al mismo tiempo, nos da fuerzas para que todos volvamos a creer en el buen momento que atraviesa la joven creación artística, de la que Granada lleva ya tiempo manifestándose como una de sus grandes potencias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios